Baby laying down drinking bottle of milk
Peter CadeGetty Images

La leche materna es el mejor alimento que le puedes ofrecer a tu hijo, ya que le proporciona toda la energía y los nutrientes que tu bebé necesita (en la cantidad justa) durante sus primeros meses, para crecer fuerte y feliz. Además, tu leche está diseñada para que el organismo inmaduro del niño la digiera con facilidad y sus ingredientes son los que su cuerpo necesita para potenciar su sistema inmunológico. Por todo ello, cuando tengas que pasarle a la leche de continuación (ya sea por voluntad propia, por cuestiones de salud materna, por recomendación del pediatra...) no puedes bajar la guardia. Es importante confiar su alimentación a una fórmula avanzada, completa e innovadora que garantice que le sigues ofreciendo la mejor nutrición posible.

Exige lo mejor para él
image
Getty Images

Si hasta ahora le has dado lo mejor, en esta nueva etapa de su alimentación no puedes conformarte con cualquier cosa. ¿En qué te tienes que fijar al elegir su leche de continuación?
Necesitas para tu hijo una leche de fórmula innovadora y de calidad superior, que garantice una composición completa y similar a la de la leche materna.

Comprueba que su contenido proteico esté adaptado a las últimas recomendaciones de pediatras y expertos para prevenir la aparición de la obesidad. Es decir, que siga la última normativa europea respecto a las proteínas (menos cantidad, pero de mayor calidad) para favorecer el crecimiento del bebé, ayudando a prevenir el sobrepeso.

Similar a la leche materna
image
Getty Images

Tu leche es la opción perfecta, por esta razón la leche de fórmula que mejor le va a sentar a tu hijo es aquella que presente, además de las proteínas, el perfil de ácidos grasos (que intervienen en el desarrollo del cerebro y la retina) más similar a la leche materna.
Otros de los componentes vitales en tu leche y que deben estar presentes en la leche de continuación que le ofrezcas a tu hijo son los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, sustancias que contribuyen a mejorar la visión del niño.

Por su desarrollo inmunológico
image
Getty Images

La nutrición es uno de los pilares fundamental para que la respuesta inmunológica del organismo sea la adecuada. Y si esto es vital en cualquier momento del desarrollo del niño, lo es mucho más en los lactantes debido a su inmadurez. Tras más de 75 años innovando e investigando en nutrición infantil y siempre a la búsqueda de compuestos presentes en la leche materna que puedan favorecer el desarrollo del sistema inmune, Laboratorios Ordesa ha incorporado en su leche Blemil plus 2 Optimum vitamina D, que ayuda al normal funcionamiento del sistema inmune.

Esta leche de continuación incorpora además, bifidobacterias y fructooligosacáridos. Como la Bifidobacterium infantis IM-1, una cepa probiótica aislada en bebés que solo toman pecho, una bifidobacteria patentada y de uso exclusivo de Ordesa.
Por su parte, los fructooligosacáridos se añaden para asimilarse a los oligosacáridos de la leche materna y son una fuente de fibra soluble.

Además, contiene proteínas séricas ricas en MFGM, alfa-lactoalbúmina y osteopontina láctea, compuestos bioactivos presentes en la leche materna.

Pensando en su crecimiento
image
Blemil Plus

Con grasa láctea, un excelente sabor, alta digestibilidad y tolerancia, la nueva fórmula avanzada de Blemil plus 2 Optimum (para incorporar a la dieta del bebé desde el inicio de la alimentación diversificada) es una importante fuente de vitamina D y rica en calcio, necesarios para el normal crecimiento y desarrollo de los huesos; y rica en hierro y DHA, indispensables para el desarrollo cognitivo y visual del niño hasta los 12 meses.

En su primer cumpleaños...
image
Bemil Plus 3

Cuando tu hijo cumpla el año, sus necesidades nutricionales serán diferentes a las de sus primeros meses y precisarás cambiarle a una leche de fórmula que responda a las particularidades de esta etapa. Una leche que le acompañe en su crecimiento físico e intelectual. En los casos de bebés alimentados a pecho, la leche materna también varía su composición durante esta fase.
Adaptada a los bebés y niños desde 12 meses a 3 años, la nueva Blemil plus 3 Optimum es una fórmula completa e innovadora, con menos proteínas y grasas que la leche de vaca, con DHA (Omega-3), fructooligosacáridos, que actúan como fibra soluble y con 0% de azúcares añadidos, perfecta para esta edad. Tiene además una correcta suplementación de hierro y de yodo (minerales indispensables para el crecimiento y el desarrollo cognitivo del niño). Gracias a su agradable aroma y sabor será aceptada por tu hijo sin problemas.
Y tú puedes estar muy tranquila porque no lleva aceite de palma, colorantes ni conservantes. Y sí una bifidobaceria (Bifidobacterium infantis IM-1) que contribuye al equilibrio de la microbiota intestinal.

image
Blemil Plus

Dos vasos al día le aportarán más del 50% de los requerimientos de calcio, hierro, yodo y hasta 9 vitaminas que tu hijo necesita. Pregunta al pediatra por las nuevas fórmulas adaptadas Blemil plus 2 Optimum y Blemil plus 3 Optimum.