Cómo evitar una mastitis cuando das el pecho

"Estoy a punto de dar a luz y me han hablado tanto de las posibles mastitis, que las tengo pavor ¿qué puedo hacer para evitarlas?".

Algunas veces existen dificultades para instaurar la lactancia materna y este hecho puede dar origen a grietas de pezón y mastitis principalmente. Si tu intención es dar el pecho, lo más recomendable es empezar con la lactancia lo más pronto posible, pues así, al vaciarse la glándula se evita que las mamas se congestionen y den cuadros inflamatorios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El pezón debe estar limpio y seco así como dar con una postura correcta del bebé al mamar, es fundamental. Si tienes dudas, habla con la matrona o enfermera para que comprueben que lo estás haciendo correctamente y para que te aconsejen sobre la posición idónea.

Toma abundantes líquidos, pues durante la lactancia se necesita un mayor aporte de los mismos así como una dieta equilibrada. De entrada no tienen por qué darse un cuadro de mastitis pero si cuando estés en casa notas las mamas duras, dolorosas o incluso, muy calientes no dudes en acudir a tu médico o matrona para que valore el proceso los consejos para mejorarlo.

Cuando notes que la leche te está subiendo, masajea con cuidado para ayudar a vaciar y aplica calor moderado para no quemarte.

ADEMÁS... Cómo tratar una mastitis

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo