La lactancia materna disminuye el riesgo de atopía, eccema y alergias alimentarias y respiratorias

Su protección puede llegar hasta la adolescencia, sobre todo, si la lactancia materna es el único alimento del bebé hasta los 6 meses de vida.

Cada vez son más las mamás españolas que eligen alimentar a sus bebés exclusivamente con leche materna, ya que esta aporta múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé. Según datos de la Asociación Española de Pediatría, actualmente en España, la lactancia materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses de edad ha alcanzado un porcentaje del 47%, frente al 32% que se alcanzó en 1995.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los motivos de este incremento son varios, por ejemplo, que actualmente se tiene mucha más información sobre los beneficios de la leche materna. Según la Dra.Leticia Ruiz, neonatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, “uno de sus múltiples beneficios es que hay evidencias científicas que demuestran que la lactancia materna como alimento único del bebé hasta los 6 meses reduce el riesgo de padecer atopía, eccemas y alergias alimentarias y respiratorias”.

En este sentido, la atopía es una predisposición genética que hace que la persona, con el paso del tiempo, vaya desarrollando alergias a determinados alérgenos, como los ácaros, los pólenes, los animales, o a alimentos, como la leche o el huevo. “Hay estudios que demuestran que la lactancia materna disminuye el riesgo de atopía, incluso en casos en los que hay un fuerte componente hereditario”, afirma la Dra. Ruiz.

Tanto es así, que incluso el asma, que es una enfermedad alérgica con una carga genética muy importante, se ve muy influenciada por los efectos positivos de la leche materna, que llega incluso a proteger totalmente al bebé de padecerlo.

Tal y como explica la neonatóloga, “el calostro y la leche materna contienen una cantidad de moléculas que pueden influenciar en la respuesta inmune del tejido linfoide intestinal del neonato. De hecho, sabemos que la leche materna ayuda a la maduración de la flora intestinal de los bebés y es la flora intestinal o microbiota lo que estimula el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico”. Y lo mejor de todo es que este efecto protector perdura en el tiempo, pudiendo alargarse hasta los 10 años e incluso llegar a la adolescencia.

“Podemos ayudar a quelos beneficios de la lactancia materna sean aún mayores si durante el embarazo e inicio de la lactancia recomendamos a las mamás que reduzcan los alimentos potencialmente alergénicos de su dieta y retrasando la introducción de estos alimentos en la dieta de los bebés” recuerda la Dra. Leticia Ruiz.

Y ADEMÁS...Beneficios de la lactancia materna

Publicidad - Sigue leyendo debajo