¿Sospechas que tu bebé es celíaco?

Cuando empieces a dar cereales a tu bebé deberás estar muy atenta, porque algunos llevan gluten, una proteína que causa intolerancia o alergia en determinadas personas.

Al incorporar nuevos alimentos a su dieta te encontrarás con que algunos coinciden en el tiempo, como es el caso de los cereales con gluten y el puré de verdura.

Puedes ofrecérselos de manera más o menos simultánea, pero recuerda que debes dejar pasar al menos tres días entre una novedad y otra: de este modo aceptará mejor los sabores y, si surge algún signo de intolerancia (diarrea, dolor de tripa, vómitos, urticaria), podrás saber qué alimento la está causando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿TU HIJO SUFRE INTOLERANCIA AL GLUTEN?

Y es que hay niños que son intolerantes al gluten, por eso es necesario que estés atenta cuando tu hijo empiece a tomar esta proteína.
El trastorno, conocido como enfermedad celíaca, se manifiesta en pequeños genéticamente predispuestos y provoca una atrofia progresiva de las vellosidades del intestino que ocasiona una menor absorción de los nutrientes (minerales, vitaminas, proteínas, grasas, etc.).

Los síntomas típicos de la enfermedad celiaca pueden incluir manifestaciones intestinales como diarrea crónica o intermitente, estreñimiento, falta de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal recurrente, flatulencia, distensión abdominal...

Y también otras extraintestinales: apatía, introversión y tristeza, malnutrición, retraso en el crecimiento, hipotrofia y/o debilidad muscular, aftas orales, anemia ferropénica, huesos debilitados...

Además, en niños mayores puede surgir una dermatitis herpetiforme, que se presenta en forma de lesiones vesiculares que producen picor y se localizan simétricamente en cabeza, codos, rodillas y muslos.

QUÉ HACER SI SOSPECHAS QUE EL BEBÉ ES CELIACO

Si aparece alguno de estos síntomas debes llevar al niño al pediatra para que él lo derive al gastroenterólogo infantil.

Éste le realizará una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico: análisis de sangre, un estudio histológico (consiste en conseguir una muestra de la mucosa intestinal mediante una gastroscopia con sedación).

Además, le hará un estudio genético, que se suele servir para descartar la enfermedad o hacerla improbable, para prescindir de la biopsia en el caso de que los marcadores de los análisis de sangre sean elevados y para detectar pacientes en grupos de riesgo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

ALERGIA O SENSIBILIDAD AL GLUTEN

La alergia al gluten es menos frecuente que la intolerancia. Se trata de una reacción del sistema inmunológico que puede afectar a la piel (urticaria de contacto), al tracto gastrointestinal (vómitos, diarrea…) o al respiratorio (asma) tras entrar en contacto con el gluten o sus derivados. El diagnóstico ha de ser realizado por un alergólogo.

Por último, conviene saber que desde hace unos años está empezando a surgir un trastorno diferente, denominado sensibilidad al gluten no celiaca, cuyo diagnóstico y evolución no están aún suficientemente claros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo