Qué hacer si el bebé come menos en verano

A algunos bebés no les afectan las temperaturas. Aunque, hay otros a los que sí y comen menos. Si tu bebé es uno de los segundos cambia de táctica para alimentarlo y que gane peso.

A algunos bebés nada les impide comer y reclaman su toma a sus horas pase lo que pase. Otros, en cambio, son muy sensibles a las altas temperaturas y comen menos durante la estación de calor. Si tu hijo es de ellos y no gana peso, cambia de táctica:

Si tu bebé toma pecho, dale menos cantidad, pero más veces. Y si toma biberón dale la leche más tibia, para que no se sofoque. Recuerda hacer lo mismo a la hora de darle las papillas. Si el agujero de la tetina del biberón es demasiado pequeño, conviene que se lo agrandes: tener que realizar mucho esfuerzo para extraer el líquido, unido al calor de la comida, le hará sudar. Si ya toma sólidos y mastica, ofrécele trozos de fruta de agua de temporada y alimentos que no precisen cocción. Ofrécele agua fresca tras la toma y entre tomas, nunca antes. Y aligérale de ropa antes de empezar a darle de comer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo