Un paso más: la carne

Comienza ofreciéndole pollo o pavo y deja para más adelante el cerdo. Si añades este alimento a sus purés de verduras, a tu hijo le encantarán.

Un gran paso en la alimentación de tu bebé, que le acerca a comer de forma cada vez más parecida al resto de la famlia.

16. ¿Cuándo se añade la carne?
Cuando acepte bien la verdura, no hace falta esperar mucho. Deberá ser carne blanca (pollo sin piel o pavo). La roja (ternera o cordero) se introduce un poquito después. Y la de cerdo, hacia el año de edad.

17. ¿Cómo se prepara este puré?
Hierve la verdura con poca agua hasta que esté tierna. Unos 5 o 10 minutos antes de que esté lista, añade la carne para que también se cueza. Tritura todo con el caldo. Como alternativa puedes hacer la carne a la plancha. La cantidad es de 200 a 240 ml de papilla: entre 30 y 40 gramos de carne y entre 160 y 200 gramos de verdura.

18. ¿Echo sal a los purés?
No. Aunque te parezcan insípidos, los alimentos llevan suficiente sal y es mejor no acostumbrar al niño a más.

19. ¿Se puede recalentar el puré?
Lo ideal es comerlo recién hecho, tibio. Si lo dejamos para el día siguiente, hay que guardarlo bien cerrado en el frigorífico. Para dárselo, caliéntalo al baño maría o en el microondas (en este caso, remuévelo luego, porque no calienta uniformemente). Pruébalo siempre para ver si quema antes de dárselo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo