Frutas y verduras

Son los siguientes alimentos que llegan a la dieta del bebé. Actúa así para que le sienten bien y los acepte mejor.

Después de los cereales llega la fruta. Su sabor más dulce hace que los niños suelan aceptarla bien.

5. ¿Cuándo se introduce la fruta?
Normalmente, un poco después de los cereales, aunque a veces se da antes. Por ejemplo, si el bebé tiene sobrepeso o si sufre estreñimiento, porque el zumo de naranja (en bibe o a cucharaditas) va muy bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

6. ¿Con qué frutas empiezo?
Con naranja, mandarina, manzana, pera y plátano. Deberán ser siempre frutas maduras, ya que las verdes resultan más indigestas.

7. ¿Hay alguna contraindicada?
Sí, evita darle melón, sandía, fresas, kiwi y melocotón, porque son alergénicas o pueden soltarle mucho la tripa. Tampoco se recomienda que tome al principio frutas tropicales.

8. ¿Cómo se prepara la papilla?
En forma de puré, pasándola por la batidora. Empieza dándole unas cucharaditas y de una única fruta. Así podrás detectar si alguna le da alergia. Una vez comprobado que le sientan bien, podrás preparar purés con distintas frutas. La cantidad adecuada es de unos 150-200 gramos.

9. ¿En qué momento del día se ofrece la papilla de frutas?
A media tarde, como merienda, en sustitución de la toma de leche.

10. ¿Y si el bebé no la acepta?
Suele deberse a que la papilla está ácida o fría. Prepárala a temperatura ambiente y para suavizar el sabor, añade cereales o leche. Si queda muy espesa, echa más leche, y si está muy líquida, un cacito más de cereales. Otra idea es cocinar compota, queda suave y puedes ofrecérsela tibia. O prueba a darle un tarrito de inicio, su textura les suele gustar mucho.

11. ¿Es normal que al niño le cueste aceptar las papillas y purés?
Es completamente normal que al principio rechace el plato. Estaba muy cómodo con las tomas de leche y ahora se encuentra ante dos retos: los nuevos sabores y la cuchara. No intentes que el primer día se coma un plato entero, lo normal es que sólo tome unas cucharadas. Lo complementas con una toma de leche y ya está. Es peor que viva una experiencia negativa y luego rechace la cuchara. La clave es tener paciencia. Déjale que manipule, muerda y chupe la cuchara, para que se vaya familiarizando con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

12. ¿Puedo endulzar las papillas?
No añadas azúcar o miel, tienen mucha energía y no las necesita. Y se propicia la obesidad y las caries.

13. ¿Se pueden guardar las sobras?
No, porque si lo hiciéramos se perderían sus nutrientes.

14. ¿Cuándo llegan las verduras?
Normalmente después de la fruta, aunque hay pediatras que aconsejan comenzar con las verduras. Empieza con patata, judía verde, zanahoria o calabacín y sigue con cebolla, tomate o puerro. Las de hoja verde (espinacas) y las coles (brócoli, coliflor...) no son adecuadas hasta más adelante.

15. ¿Se introducen por separado?
No es necesario, porque las verduras no suelen dar problemas de alergia. En todo caso, consúltalo al pediatra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo