Anima sus platos con alimentos de color verde

Los alimentos de este color (lechuga, guisantes, brécol, judía verde...) son muy ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K, ácido fólico, clorofila y fibra.

Beneficios:

La luteína sirve para mantener sana la vista y protege la piel de los rayos solares, el potasio es bueno para los músculos, la vitamina C protege los vasos sanguíneos y la K permite la coagulación de la sangre cuando hay una herida.

La fibra es ideal frente al estreñimiento, la clorofila ayuda a prevenir la anemia y el ácido fólico favorece el trabajo celular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Canapés de crema de judía verde

(A partir de 1 año)

Pon en un cazo un manojo de judías verdes, cúbrelas con un poco de agua y tritúralas cuando estén tiernas. Aparte, coge una rebanada de pan de molde, quítale la corteza, córtala en cuadrados y coloca un poco de crema de judía sobre cada uno de ellos.

Puré de lechuga

(A partir de los 18 meses)

Rehoga en una sartén con un chorrito de aceite de oliva una cebolla, un ajo y un puerro previamente troceados. Añade una patata grande pelada y partida en trocitos y remuévelo todo bien. Agrega un vaso de agua, sala ligeramente y deja cocer 10 minutos. Añade dos cogollos de Tudela lavados y troceados y un vaso de la leche que tome tu hijo, lleva a ebullición y una vez que la leche hierva, baja el fuego y deja cocer unos 10 minutos más. Bate con la batidora.

Macedonia de Kiwi y manzana

(A partir de los 18 meses)
Pela y trocea un kiwi maduro. Lava una manzana verde, quítale el corazón y trocéala sin pelarla. Mezcla las frutas en un bol y añade un puñadito de granos de granada para conseguir un bonito contraste sobre el verde.

Lasaña con espinacas

(A partir de los 2 años)

Necesitas placas de color verde que no precisan cocción, un kilo de espinacas, bechamel y queso rallado. Rehoga las espinacas en aceite de oliva y tritúralas. Aparte, pon en un molde de horno una capa de placas de lasaña verde, otra de espinacas, una de placas… y así sucesivamente hasta que te quedes sin crema de espinacas (has de finalizar con una capa de placas).

Añade la bechamel hasta cubrir la lasaña, espolvorea con queso rallado y cuece en el horno a temperatura media durante 20 minutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo