Los vegetales de color amarillo y naranja, muy sanos

Las frutas y verduras con estas tonalidades (naranja, piña, mandarina, mango, papaya, calabaza, zanahoria...) son muy abundantes en betacarotenos (provitamina A), vitamina C y antioxidantes (sobre todo antoxantina).

Beneficios :

Fortalecen el sistema inmunitario, por lo que protegen a los niños de muchas infecciones. El betacaroteno, una vez que el organismo lo asimila, se convierte en vitamina A, que es básica para el buen estado de la visión, la piel, las mucosas y los huesos.

Por ello se aconseja que estas verduras estén presentes en los platos infantiles a diario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Crema suave de zanahoria

(A partir de los 6 meses)

Pela cuatro zanahorias y ponlas a cocer troceadas en una cazuela, cubiertas con un poco de agua. Cuando estén tiernas, tritúralas hasta obtener una crema. Si te queda muy espesa, añade agua. Prueba a decorar con daditos de patata cocida, a los niños les gusta mucho así.

Ensalada de calabaza y pimiento amarillo

(A partir de 1 año)

Necesitas una zanahoria, 250 g de calabaza, un pimiento amarillo y un bote pequeño de maíz cocido. Salvo el maíz, cuece las verduras en una cacerola con un poco de agua y una vez que estén tiernas, pártelas en trocitos muy pequeños (al cocinarlas enteras conservan mejor todos sus nutrientes). Mézclalas en un bol, añade el maíz cocido y alíñalo todo con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Para hacer contraste puedes echar por encima unos granos de arroz cocido.

Batido de naranja y mango

(A partir de los 2 años)

Para preparar este batido sólo necesitas una naranja, medio mango y una cucharadita de azúcar. Exprime la naranja, cuela su zumo y utilízalo para batirlo junto con el medio mango. Si te queda muy espeso añade más zumo. Incorpora el azúcar y bate de nuevo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo