Empezar a dar carne y pescado al bebé

Para facilitarles este avance en su modo de alimentarse, debemos saber qué carnes y pescados elegir para él y cómo prepararlos y empezar a dárselos en puré.

image
D.R.

Para que tu pequeño tenga un desarrollo óptimo ya no le vale sólo con tomar papillas de cereales y fruta y purés de verdura, ahora también necesita comer proteínas. Éstas son las moléculas más numerosas de las células humanas, son los “ladrillos” que constituyen nuestro cuerpo (los músculos, los órganos...), y las obtenemos con la ingesta de carne, pescado y huevos principalmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Primeras carnes y pescados para el bebé

La manera de introducir estos nuevos alimentos en la dieta de tu hijo (debe tomarlos en días alternos) debe ser la misma que has seguido con los anteriores: esperar a que llegue a la edad adecuada (para prevenir alergias) y dárselos poco a poco y de uno en uno, para que si alguno le siente mal, enseguida sepas cuál es y puedas eliminarlo de su alimentación (al menos temporalmente).

Podrás empezar a darle carne alrededor de los 7 u 8 meses. Comienza por un filetito limpio (sin piel, nervios ni grasa), de entre 50-70 g, de pollo, pavo o ternera blanca, que son las variedades más digestivas. Házselo cocido, pícalo y bátelo con los demás ingredientes de su puré.

Una vez que empiece a masticar, sobre los 10 meses, dale albóndigas y hamburguesas en trocitos diminutos, y jamón serrano muy picadito, que además de proteínas es muy rico en hierro y en vitaminas del grupo B.

A partir del año ya podrá comer jamón de York (es más graso de lo que pensamos), cerdo, conejo y cordero (la pierna, que es la parte más magra). Las carnes rojas no debe probarlas hasta los 5 años. Tienen un sabor muy fuerte, son difíciles de digerir y elevan el colesterol.

En cuanto al pescado, dáselo hacia los 10 meses, del blanco (merluza, lenguado, gallo...), cocido y batido en su puré. El azul (atún, sardinas, salmón...) no debe probarlo hasta el año y medio, porque es más graso.

Si tu hijo rechaza el puré de verduras cuando se lo preparas con carne o pescado, la próxima vez échale sólo unos trocitos, no un filete entero, y añade también un chorrito de su leche habitual, para que no extrañe tanto el sabor.

Poco a poco ve aumentando la cantidad de carne o de pescado y mermando la de leche. Así llegará el día en que se coma este puré “de proteínas” sin protestar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cómo dar huevo al bebé

Otro alimento muy proteico que debes darle a esta edad es el huevo. Échale primero media yema cocida en su puré, una semana más tarde la yema entera y una vez que cumpla el año, el huevo cocido entero.

No le des más de dos a la semana, para prevenir problemas de colesterol.

Funciones básicas de las proteínas

Las proteínas realizan muchas funciones en nuestro organismo:

  • Enzimática. Gracias a ella se producen las reacciones bioquímicas.
    • Reguladora. Activan las células.
      • Transporte. Llevan sustancias a todo el cuerpo a través de la sangre.
        • Estructural. Intervienen en la formación de nuevos tejidos, que permiten mantener el tono muscular.
          • Defensiva. Una buena ingesta de proteínas aumenta la inmunidad.
            • Energética. Las proteínas deben aportar entre un 12-15% de la energía diaria que consumimos.

              Publicidad - Sigue leyendo debajo