El bebé necesita tomar leche

Aunque tu hijo siga una dieta cada vez más diversificada, no debes descuidar su ingesta diaria de leche. Ten en cuenta además que a esta edad llega el momento de pasarle de la de inicio a la de continuación.

Salvo que continúes alimentando a tu hijo con leche materna (la OMS recomienda hacerlo en exclusiva hasta los 6 meses), ahora que ya ha cumplido su primer semestre debes empezar a darle leche adaptada de continuación o tipo 2 (la de inicio es sólo hasta los 6 meses).

Esta leche se fabrica a partir de la de vaca, pero en su elaboración se varía la proporción de algunas proteínas para hacerla más digestiva y para asemejarla lo máximo posible a la leche materna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dale la cantidad justa

El pediatra te dirá la cantidad de leche que debes darle según su peso, pero no será menor de 750 cc al día, además de los yogures, también de leche adaptada, que ya puedes ir ofreciéndole (dos yogures equivalen a 250 cc de leche).

Eso sí, no des a tu hijo más de un litro diario de lácteos (entre la leche adaptada y los yogures). Ten en cuenta que la leche y sus derivados sacian bastante y si ingiere más de esta cantidad puede dejar de tomar otros alimentos que también son imprescindibles para su desarrollo.

¿Y la de vaca?

Si tu hijo está a punto de cumplir su primer año, seguro que te planteas la posibilidad de darle leche de vaca. No lo hagas sin consultarlo con su pediatra: él es quien mejor conoce a tu pequeño y sabe de sobra qué es lo mejor para él.

Y es que en este tema los especialistas no coinciden: unos recomiendan empezar a dar leche de vaca a los niños a partir de los 12 meses, mientras que otros aconsejan esperar hasta los 2 años.

Al margen de su falta de acuerdo, es indudable que la leche de continuación es mejor tolerada que la de vaca por los niños que están en pleno desarrollo. Además, está adaptada a sus necesidades porque la enriquecen con hierro y vitamina C.

En todo caso, recuerda que cuando más adelante introduzcas la leche entera en su dieta deberás hacerlo de modo paulatino, comenzando el primer mes con leche semidesnatada y pasando después a la entera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo