Ideas preconcebidas sobre la lactancia

Muchas creencias populares sobre la lactancia son falsas, pero aún así siguen propagándose entre nuestra sociedad. Te contamos cuales.

De generación en generación se van transmitiendo ideas preconcebidas sobre la lactancia. Muchas de ellas son falsas y no tienen ningún fundamento.

¡Te proponemos una lista de las creencias populares más curiosas sobre la lactancia!

  • Algunas madres no tienen suficiente leche para nutrir al bebé.

    Puede suceder que se tenga la cantidad justa, pero incluso esta mínima cantidad es buena y suficiente para nutrir al bebé. Salvo que el niño no aumente de peso, no haga caca (no hay residuo para generar heces) y pase hambre. Si es así, el pediatra indicará cómo completar su dieta.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Tu leche le protege al instante de las enfermedades.

      No es algo inmediato. Sus ventajas inmunológicas son más evidentes cuando el niño toma el calostro y la lactancia se prolonga en exclusiva por lo menos hasta el cuarto mes.

      • Los pechos pequeños tienen menos leche.

        La capacidad para fabricar leche no está relacionada con el tamaño del pecho, sino con la buena irrigación de los vasos sanguíneos y linfáticos.

        • El bebé no mama si la madre toma alimentos con sabores fuertes.

          Esta afirmación no es segura. Hay que comer de todo con moderación, sin excluir nada a priori, y por lo general el bebé no hará ascos.

          Publicidad - Sigue leyendo debajo