Los primeros purés

El paso del bebé de la leche materna a la comida sólida debe hacerse con cierta preparación para habituar al niño a los nuevos alimentos. Lo mejor darle purés ¡no dejará nada en el plato!

El puré es uno de los alimentos más saludable para tu hijo pero primero debes preparar a tu bebé para a la comida sólida. Para ello te damos unos pequeños consejos:

A qué edad

  • Cuando te lo aconseje el pediatra, que será sobre los cinco o seis meses.

    Con qué prepararlos

    • Los primeros días házselos sólo con una patata cocida y un chorrito de aceite de oliva de baja acidez.
    • Una vez que los acepte bien, incorpora una zanahoria raspada, no pelada (si la pelas quitas la carne que está más pegada a la piel, que tiene muchas vitaminas).
    • Después ve incorporando, una cada vez, las verduras más dulces (judías verdes, calabaza, calabacín y puerro).
      Publicidad - Sigue leyendo debajo

      Trucos para que le gusten

      • Al principio prepáraselos con el pasapurés, no con la batidora, para que tengan una textura más fina y no se encuentre hebras.
      • Echa una porción de patatas por cada dos de vegetales. La patata unificará el sabor del puré, haciendo que al niño le resulte más familiar.
      • Habitúate a no mezclar más de tres verduras con la patata, para que el puré tenga un sabor bien definido. Está comprobado que a los bebés no les gustan demasiado las mezclas de sabores muy variados.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo