Cómo saber si tu bebé mama lo suficiente

Es una duda muy habitual entre las madres, y es lógica. Confía en el instinto de tu bebé, ten claro que si hay algún problema el pediatra lo identificará en seguida y le pondrá remedio y lee estos consejos.

Como tú sabes bien, dar de mamar a tu hijo es lo mejor que puedes hacer, porque la lactancia materna tiene muchísimas ventajas tanto para tu bebé como para ti. El único “inconveniente”, por llamarlo de algún modo, es que al no poder medir la cantidad de leche que toma, es fácil que alguna vez te entren dudas sobre si está comiendo todo lo que debería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Come lo que necesita

Es normal que dudes, les ocurre a muchas mamás. Pero en realidad no tienes por qué agobiarte.
Primero, porque la madre naturaleza es sabia y hace que tu bebé esté preparado para comer la cantidad que de verdad necesita. Y segundo, porque si realmente hay algún problema en este sentido, el pediatra lo identificará en la siguiente consulta que tengáis con él.
De todos modos, si piensas que come poco fíjate en los factores que sirven para saberlo.

Peso y pañales diarios

El más importante de ellos es la evolución del peso. En los primeros días de vida es normal que, en lugar de ganarlo, pierda entre 200 y 400 g; les ocurre a todos los bebés y se debe a la expulsión de líquidos y del meconio (su primera deposición). A partir del octavo-décimo día empezará a aumentar de peso. No te agobies si no lo hace igual que otros niños (cada uno sigue su ritmo) o si hay semanas que gana mucho y otras que apenas aumenta.
Lo fundamental es que la evolución sea equilibrada. El pediatra se encargará de controlarlo, pero si te quedas más tranquila y quieres pesarle tú, hazlo siempre en la misma farmacia y la misma hora y no más de una vez por semana.
El segundo dato que debes tener en cuenta es el número de pañales que mancha. Si hace pis al menos cinco veces al día y caca una, significa que está comiendo bien.

Un factor esencial

Otro indicativo de que come lo necesario es su forma de mamar. Si generalmente lo hace como te comentamos quédate tranquila (aunque no pasa nada si un día no come o toma solo de un pecho):

  • Mama unos 10-20 min. de cada pecho y suelta el pezón él solo.
  • Al terminar se queda calmado.
  • Duerme tranquilo y sus siestas diurnas suelen durar unas dos horas o dos horas y media.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Mucha calma

    Está demostrado que los bebés son muy sensibles al estado de ánimo de su madre desde que nacen. Si te pones nerviosa cada vez que das de mamar a tu hijo porque piensas que está comiendo poco, él lo notará, se pondrá nervioso también y comerá menos. Mantén la calma y se la transmitirás.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo