Claves para que el bebé acepte el puré

A la hora de empezar a dar de comer purés a tu bebé es posible que los rechace porque no los preparamos de la forma adecuada. elegir la técnica de preparación puede ser decisiva para lograr que los acepte.

Aveces, al iniciar al bebé en los purés cometemos el error de dárselos batidos. Y, claro, el niño extraña su textura y los rechaza.

Y es que, para que vaya tolerando bien la consistencia de su nueva comida, hay que ir muy poco a poco.

  1. Primero, Puré triturado. Al principio hay que prepararle el puré con el chino, para eliminar todos los hollejos y lograr que tenga una textura finísima.
  2. Después, puré batido. Una vez que lo acepte, podemos empezar a batirlo. Cuando se haya habituado a él, debemos ir batiéndolo cada vez menos, para que se vaya familiarizando con una textura más gruesa.
  3. Po último, puré chafado. Si le gusta el puré anterior, llega el momento de darle las verduras chafadas con el tenedor y revueltas con leche o aceite de oliva.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo