Claves para extraer correctamente la leche materna

¿Tienes que reincorporarte al trabajo y quieres que el bebé siga alimentándose con tu leche? Te contamos cómo hacerlo.

Tu bebé puede seguir disfrutando de todos los beneficios de la leche materna, el mejor alimento para él en los primeros meses de vida, aunque tú tengas que volver al trabajo tras la baja maternal, o aunque vayas a separarte de él algunas horas o algunos días.

Para ello sólo es necesario que aprendas a extraerte tu leche, manualmente o con ayuda de un sacaleches, y que la conserves a la temperatura idónea, para que así la persona que se quede cuidando a tu hijo pueda dársela con el biberón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aspectos importantes para la extracción

Se trata de un proceso sencillo e indoloro, pero requiere práctica. La clave está en conseguir la salida de la leche sin el estímulo de succión del niño. Pero además debes tener en cuenta una serie de aspectos que rodean al proceso:

  • El entorno. Escoge un entorno íntimo y relajado, donde el riesgo de interrupciones sea mínimo. Si tienes que hacerlo en el trabajo y no existe una sala de lactancia, habla con tu empresa para que te procuren un sitio adecuado.
  • El horario. Intenta sacarte la leche en las horas a las que amamantarías a tu hijo si estuvieras con él. De esta forma evitarás que los pechos estén llenos de leche y, en consecuencia, duros, doloridos y calientes. Además, ten presente que conviene dar la leche materna al bebé en una hora similar a la que fue extraída. El motivo es que la composición de este alimento natural varía a lo largo de las 24 horas del día y también lo hace el efecto que puede tener en el pequeño.
  • La higiene. No es necesario que te laves el pecho antes de la extracción, basta con que mantengas una higiene normal (la ducha diaria), pero sí has de lavarte antes las manos. Eso sí, recuerda que debes lavar y esterilizar el sacaleches, el biberón y los envases donde vayas a guardar la leche antes de usarlos la primera vez, y continuar haciéndolo mientras lo aconseje el pediatra, después de cada extracción y de cada toma. Luego será suficiente con que los laves con agua jabonosa para eliminar cualquier resto de leche y los enjuagues después muy bien.

    Cómo escoger el sacaleches adecuado

    Los sacaleches reproducen los ciclos de succión del bebé, drenan el pecho y estimulan la producción. Elige el adecuado a tus necesidades. Pueden ser:

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1. Manuales. Requieren que utilices las dos manos y un mayor esfuerzo. Son más baratos. Son adecuados para mujeres con la lactancia establecida y que necesitan sacarse leche de manera ocasional. Algunos imitan el efecto de una jeringa.
    2. Eléctricos y a pilas. Los hay de extracción sencilla (se aplican a un pecho cada vez) y doble (a los dos a la vez). Los primeros son más cómodos y adecuados si tienes que sacarte la leche todos los días en el trabajo. Los dobles aumentan la eficacia y disminuyen el tiempo de extracción, aunque resultan más voluminosos y caros. Los dos permiten graduar la potencia. Ponla al mínimo y ve subiéndola poco a poco hasta encontrar tu punto ideal.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo