Bebé: dale de comer sentado en tu regazo

Le ayudará a relacionar la comida con el cariño. Cuando ya pueda utilizar la trona, alterna las dos opciones.

Cuando tu hijo empiece a tomar nuevos alimentos además de la leche materna, hasta que comience a usar la trona (hacia los ocho meses), es importante que para dárselos le sientes en tu regazo (luego puedes alternar esta posición con la trona, que también le reporta muchos beneficios).

Comer sentado contigo, además de disminuir el riesgo de que se atragante y coja aire, le calma y le facilita la deglución y la asimilación de los alimentos. Además, resulta perfecto para enseñarle a relacionar la comida con el cariño, lo que es básico para que ni ahora ni después tenga dificultades para comer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Numerosos estudios confirman que el contacto con los brazos de mamá y papá alimentan casi tanto como la comida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo