Destete sin traumas del bebé

¿Se te termina la baja maternal y tienes que volver al trabajo? Éstos son los pasos que debes seguir para destetar a tu bebé.

La leche materna es el mejor alimento para el bebé, ya que contiene todos los nutrientes que necesita para su desarrollo y le inmuniza frente a muchas enfermedades. Tanto es así, que los expertos aconsejan continuar con la lactancia materna hasta los 2 años, aunque desde los 5 o 6 meses se vayan introduciendo alimentos nuevos en su dieta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, la mayoría de las madres dejan de dar el pecho cuando vuelven al trabajo, entre los 4 y los 6 meses del pequeño (otras lo hacen porque tienen mastitis, o porque se les retira la leche...). Saber cómo proceder es básico para que ni el niño ni la madre lo pasen mal.

Hay que ir poco a poco

El destete es el proceso en el que el niño deja de alimentarse de leche materna. Salvo casos muy excepcionales, debe hacerse de forma gradual.

Si has decidido destetar a tu hijo, es importante que tengas en cuenta las siguientes pautas para evitarte molestias en el pecho y para conseguir que a él le resulte más fácil habituarse a su nueva forma de alimentarse:

  • Planifícate el destete un mes antes de que finalice tu baja maternal.
  • Cómprale tetinas anatómicas de silicona, que son las que más se parecen al pezón, y hiérvelas en tu leche para que se impregnen con tu olor.
  • Actúa sin prisa, pero sin pausa: el primer día sustituye la toma más corta por un biberón y mantén este cambio una semana. Pasados siete días, sustituye la siguiente toma más breve por otro biberón y mantén la novedad hasta la tercera semana. Continúa procediendo de esta manera hasta que todas las tetadas queden sustituidas por biberones. Recuerda que la primera toma de la mañana y la última del día son las preferidas por los pequeños y, por tanto, las que más deben tardar en quitarse.

    No te sientas culpable

    Mientras has estado dando el pecho a tu hijo has sentido que se creaba un vínculo muy especial entre vosotros. Por ello es posible que ahora, al destetarlo, tengas sentimientos encontrados. Es natural, pero no te agobies.

    Las leches adaptadas cubrirán perfectamente sus necesidades nutricionales y el hecho de que dejes de darle el pecho no significa que te separes de él. Si incrementas vuestros ratitos de juegos y caricias, tu peque no te sentirá lejos aunque ya no le amamantes.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo