Ventajas para tu hijo

Beneficios de la lactancia materna para tu bebé

Reduce el riesgo de enfermedades

Estudios avalados por Unicef confirman que en los niños que toman leche materna disminuye el riesgo de padecer diversas afecciones. Por ejemplo, en ellos se reduce la incidencia de enfermedades crónicas como colitis ulcerosa y celiaquía.

Asimismo, es un factor que puede ayudar a disminuir el riesgo de mortalidad por meningitis bacteriana y por muerte súbita. Y una lactancia materna prolongada también reduce la incidencia de diabetes mellitus en la adolescencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se digiere mejor y más rápido

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el inmaduro sistema digestivo de los bebés acepta muy bien la leche materna gracias a sus enzimas, que permanecen activas en el tubo digestivo y ayudan a la absorción del calcio y del hierro. Igualmente, las proteínas de la leche materna (la lactoalbúmina y la caseína) facilitan la digestión. Y las grasas no son saturadas, por lo que pueden ser asimiladas estupendamente por el organismo del pequeño. También los lactantes prematuros digieren muy bien la leche materna.

Refuerza su sistema inmunológico

Tu leche, que es una sustancia viva y sumamente compleja, contiene anticuerpos denominados inmunoglobulinas, que ayudan a tu bebé a evitar infecciones. Para que te hagas una idea, contiene tantas células como la sangre. Células que pueden destruir parásitos, bacterias y hongos y contribuyen a regular la respuesta inmunológica. De esta manera los gérmenes se multiplican menos y más lentamente.

Además, según han descubierto investigadores de la Universidad de Toronto, en Canadá, en la leche hay una proteína soluble llamada CD14 que estimula el desarrollo de células del tipo B, fundamentales para la producción de anticuerpos en los pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo