Ingurgitación

Es uno de los problemas producidos por el destete. Se trata de la congestión e inflamación mamaria causada por la acumulación de leche. La producción de leche viene dada por la estimulación que provoca el bebé al succionar el pecho.

Cuanta menos estimulación haya, menos se produce, pero esto requiere un tiempo de adaptación y, si se para de forma brusca, puede originar la congestión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La solución es extraerte leche, tu misma o dándole alguna vez más el pecho al niño. Esta medida te aliviará la tensión, pero ten cuidado de no sacarte una cantidad excesiva, porque si lo haces volverías a estimular la producción.

También ayuda a darse una ducha con agua caliente (para dilatar los conductos y relajar la musculatura). Si el dolor es muy molesto, la Asociación Española de Pediatría recomienda tomar ibuprofeno o paracetamol, compatibles con la lactancia

Publicidad - Sigue leyendo debajo