Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Un joven de 18 años hace prótesis de manos para niños con impresoras 3D ¡gratis!

Así es la apuesta solidaria de un joven argentino para ayudar a que niños sin manos puedan tener una vida normal.

Ana Canfrán
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Con 18 años decide hacer prótesis de manos gratuitas para niños a través de impresoras 3D

Hay momentos en los que la tecnología nos muestra su cara más amable y nos hace creer que realmente podemos llegar a dejar un mundo mejor para nuestros hijos. Es el caso de Joaquín Vergara, un joven argentino de 18 años que ha publicado  un vídeo que ha dado la vuelta al mundo. En su vídeo hace una propuesta impactante para hacer prótesis de manos a través de impresoras 3D totalmente funcionales y de forma gratuita.

Ya el año pasado, Joaquín, en compañía de otro alumno, consiguió un premio en Brasil gracias al diseño de un “Robot didáctico” que permite que los niños se inicien en la programación de forma divertida mientras juegan con él. Obtuvieron el tercer puesto a nivel internacional en la feria de ciencia Mostratec.

Actualmente, está desarrollando prótesis de manos impresas en 3D para niños y adultos que les permiten recobrar la funcionalidad de sus extremidades para hacer deporte o realizar trabajos que antes no podían hacer. Las prótesis se entregan de forma gratuita y lo que demanda es difundir su vídeo para que llegue a las personas que lo necesitan y así puedan ponerse en contacto con él.

La iniciativa se le ocurrió hace tres meses al ver en Internet una comunidad maker que realiza diseño de prótesis 3D y los comparte, la mayor parte de ellas de forma gratuita. Pensó que él con su impresora 3D podía colaborar. Al principio tenía que correr con los gastos por su cuenta, pero a raíz de la publicación del vídeo, una empresa argentina (Grilon NTH) le donó cinco kilos de filamentos, cantidad suficiente para hacer las prótesis. La Municipalidad de General Alvear, su lugar de residencia, ha puesto a su disposición 10 impresoras más.

El objetivo que se ha marcado es hacer cinco manos al mes. Lo más costoso del proceso es analizar cada caso, tomar las medidas y coordinarse con la persona que necesita la prótesis. Se trata de ayudar al mayor número de personas durante este año porque el año que viene empezará a estudiar en la Universidad de Mendoza en la que quiere titularse en Ingeniería Mecatrónica, campo que tiene aplicaciones en sectores como la industria automotriz o la medicina.

 

Publicidad

Ver más articulos