Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

Candidatas a la depresión postparto

Descubre si estás entre las mujeres más propensas a sufrir una depresión postparto y podrás prevenirla.

CrecerFeliz.es
Candidatas a la depresión postparto

La depresión postparto afecta por igual a mujeres de cualquier edad, raza o nivel socioeconómico, tanto si son primerizas como si ya han tenido hijos. “Las madres con otros hijos pueden estar más expuestas, por el exceso de actividad, pero también suelen superarlo antes”, apunta Mara Cuadrado.

MUJERES MÁS PROPENSAS A SUFRIR ESTA DEPRESIÓN

Sí se ha demostrado que la incidencia es mayor en mujeres que han tenido antes cuadros depresivos, por eso es una circunstancia que se debe comentar al tocólogo.

También son más vulnerables las que tienen falta de apoyo o conflictos con la pareja o con la familia, dificultades laborales o económicas, eventos recientes estresantes como la muerte de un familiar, problemas con las drogas o con el alcohol, síndrome premenstrual severo o una personalidad obsesivamente perfeccionista.

Otro factor que predispone claramente a la depresión es haber tenido un mal parto o un bebé con algún problema. Pero hay madres que sufren depresión postparto sin que se den estos factores.

CÓMO PREVENIR LA DEPRESIÓN POSTPARTO

Por eso, explica Mara Cuadrado, “lo primero que debe hacer la embarazada es organizar su futura vida tras el parto. Sabiendo que todas las mujeres somos candidatas a estos trastornos emocionales, hay que saber prevenir. Por ejemplo, puedes preparar las ayudas que tendrás en casa, organizar tu agenda, tener lista la ropita del bebé, etc. Además, no hay que idealizar el futuro próximo y pensar que todo va a ser y tiene que ser perfecto, hay que estar preparada para el trabajo, los imprevistos y el estrés que supone la llegada del bebé”.

Y tras el parto, como aconseja María José Domínguez, “en cuanto la madre se sienta ansiosa, angustiada o desbordada, a lo más mínimo, sobre todo si ya sufrió antes una depresión, debe buscar la ayuda de un profesional de la psicología especializado, porque en ese caso los síntomas irán a más”.

NO OCULTES TU MALESTAR TRAS EL PARTO

Los cambios de humor, el cansancio, la preocupación por el bebé o el agobio por la falta de tiempo son reacciones normales durante el puerperio, pero pueden indicar una depresión si se manifiestan de forma constante y muy intensa, y si afectan a la capacidad de la madre para cuidarse a sí misma o cuidar a su hijo.

Una depresión postparto no tratada a tiempo dificulta el vínculo emocional entre la madre y el hijo y puede hacer que el niño no reciba los cuidados, la estimulación y la seguridad que necesita. El problema es que las madres deprimidas tienden a ocultar su malestar, minimizando los síntomas o considerándolos algo normal en el puerperio.

Según un estudio del Institut Clinic de Psiquiatría i Psicología de Barcelona, la mayoría de las depresiones postparto no se diagnostican, el 20-30% de ellas se vuelven crónicas y sólo se tratan un 10%. La buena noticia es que este trastorno, si se trata a tiempo, se cura, y generalmente antes de que pasen uno o dos meses desde que se inicia el tratamiento.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook