Postparto

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Cuidados de la episiotomía en casa

Mientras estás en el hospital, la cicatriz es reciente y apenas duele. Además, el personal sanitario se encarga de lavarte y vigilar que todo va bien. Ya en casa, sigue las siguientes pautas para favorecer la curación de la herida.

Ana Rosa Sánchez. Asesor: José Tubío, tocoginecólogo

episiotomia

higiene

Lávate dos veces al día con agua y sal o con algún antiséptico, si te lo ha recomendado tu médico.

Al orinar, inclínate hacia adelante para que no se mojen los puntos. Límpiate bien tras hacer pis, dando toquecitos con el papel.

Cambia frecuentemente la compresa, que será de las llamadas tocológicas (de venta en farmacia) y de algodón. No uses tampones.

Mantén la herida seca y déjala al aire (al sol no) siempre que puedas. Cuanto más húmeda o tapada está una herida, más tiempo tarda en curarse. Puedes usar el secador (a la mínima potencia y alejado al menos 20 cm) para secarla.

alimentación

Aumenta la ingesta de los alimentos que evitan el estreñimiento (acelgas, kiwis, ciruelas, cereales...) y de los ricos en vitamina K (aceites vegetales, verduras de hoja verde oscura...), por su poder cicatrizante.

recuperación

Si te molesta mucho, aplícate una bolsa de hielo envuelta en un paño. Si el dolor es muy intenso, el médico puede prescribirte un analgésico. Las molestias al andar son inevitables.

Al sentarte, hazlo con cuidado apoyando primero la nalga del lado opuesto a los puntos. No te sientes sobre un flotador, los puntos podrían abrirse. Los puntos de la episiotomía se reabsorben, no hay que ir al médico para que los quite.

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube