Curar los puntos de la episiotomía o la cesárea

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Más sobre los cuidados tras la episiotomía

Limpiar la herida, prevenir infecciones y aliviar las molestias hasta que los puntos cicatricen, después de una episiotomía o de una cesárea, es una de las cuestiones que generan más dudas en las nuevas madres. Aquí tienes las preguntas más comunes y las respuestas que necesitas.

Eva Calvo Asesora: Isabel Aznar, matrona en el Hosp. Rafael Méndez de Lorca y vicepresidenta de la Asociación de Matronas de la Región de Murcia.

El cuidado de los puntos tras el parto.

EN CUANTO A LAS COMPRESAS, ¿DEBEN SER ESPECIALES?

Es conveniente que optes por compresas tocológicas, no sólo porque son más grandes y absorben mejor, sino porque no incluyen plástico (que evita la correcta transpiración de la zona) ni agentes químicos.

Mientras tengas los puntos, utiliza las que no llevan redecilla externa, ya que podría adherirse a la cicatriz y dolerte al desprenderla. Por otra parte, recuerda que debes cambiarte de compresa cada 4 o 6 horas, en función de la intensidad del sangrado.

¿DEBO UTILIZAR ROPA INTERIOR ESPECIAL? ¿Y FAJA POSTPARTO?

En cuanto a la ropa interior en el postparto, usa braguitas desechables los primeros días y después trata de usar ropa interior amplia que no te presione la zona. Olvídate por un tiempo de prendas ajustadas.
Tras la retirada de los puntos podrías usar de vez en cuando una faja tubular, “pero teniendo cuidado de no apretarla demasiado, ya que impediría el retorno venoso normal del cuerpo, lo que podría provocar una inflamación perianal”, advierte la matrona Isabel Aznar.

ME DA MIEDO QUE SE ME DESGARRE LA HERIDA AL SENTARME...

Se trata más de una sensación, porque en situaciones normales es casi imposible que esto ocurra. Para evitar ejercer demasiada presión en la zona, aprieta los glúteos todo lo que puedas al sentarte y al levantarte y apóyate primero en el lado opuesto al de la cicatriz.

No utilices un flotador para sentarte, pues los puntos suspendidos en el aire se tensan y sí podrían abrirse.

¿QUÉ PUEDO HACER, A NIVEL LOCAL, PARA ALIVIAR EL DOLOR?

Aplícate hielo (en una bolsa envuelta en un paño), pero sin abusar. También te ayudará tumbarte 10 minutos cada hora con las piernas ligeramente elevadas.

¿CÓMO PUEDO SABER SI SE ME HA INFECTADO UN PUNTO?

“Si las cosas fueran mal, el dolor aumentaría (a partir del tercer o cuarto día debe ir a menos) y al limpiarte notarías la zona más hinchada e incluso podrías tener algo de fiebre”, explica la matrona Concha Sanz.

¿SERÁN DOLOROSAS MIS PRIMERAS RELACIONES SEXUALES?

Probablemente, ya que la piel pierde elasticidad. No te apresures, tómate tu tiempo para recuperarte antes de reiniciar las relaciones sexuales. “Además, la libido y las secreciones vaginales pueden disminuir. Cuando la herida haya cicatrizado puedes usar lubricantes de base acuosa”, propone Concha Sanz. También deberás hablar con tu ginecólogo para que te indique qué anticonceptivo puedes usar en el postparto, porque el miedo a un embarazo indeseado puede ponerte tensa y hacer que se prolongue esa sensación de dolor en la penetración.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube