La postura de nalgas en el parto

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

La postura condiciona el parto

Los estudios internacionales han confirmado que los partos de nalgas son más seguros si se realiza una cesárea programada.

Belinda Santamaría

La postura condiciona el parto

Si nos centramos sólo en el proceso, el parto vaginal de nalgas y el cefálico se desencadenan igual, con la salvedad de que en uno lo primero en salir son las nalgas o los pies (mira el recuadro adjunto) y en el otro, la cabeza. Pero la postura de nalgas no es la idónea para nacer y el parto vaginal en estas circunstancias supone un riesgo para el niño. 

Entre los problemas que pueden surgir existe la posibilidad de que en el transcurso del parto, salga también un trozo de cordón y quede aprisionado,  restando oxígeno al feto. Otra complicación es que en el proceso de giro y salida, el niño estire la cabeza (en lugar de mantenerla pegada al pecho). En este caso la cabeza no ofrece su diámetro más estrecho, ni se ha amoldado al canal vaginal, como ocurre en el parto normal, así que puede quedar atrapada.

La decisión del tipo de parto se retrasa hasta la semana 37, cuando se estima que el bebé ya no se dará la vuelta. Recientemente se publicó en la revista The Lancet un estudio en el que participaron 121 centros de diferentes países, con un total de 2.088 embarazadas a término con un feto de nalgas. En sus resultados se demostró que estos partos son más seguros con cesárea programada. Entendiendo “seguro” con el respeto que exige toda intervención.

Así pues, si tu hijo está de nalgas, el médico te recomendará una cesárea. Pero también te informará de que, en ausencia de otros factores de riesgo, se puede intentar un parto vaginal. Si es tu caso y optas por esta fórmula, tendrás que firmar un consentimiento. 

Criterios para intentar un parto vaginal

  • Peso del bebé que va a nacer de nalgas inferior a 3.500 gramos.
  • Diámetro biparietal menor de 96 mm (se pretende así que la cabeza no quede atrapada en la pelvis de la madre cuando ya se ha iniciado el parto).
  • Pelvis adecuada. La pelvis ha de tener unas medidas establecidas como seguras, ya que la más mínima variación en ellas, que en una presentación cefálica no supondría ningún problema, aquí sí lo es.
  • Posición de nalgas puras o completas (ver recuadro de la página siguiente).
  • Cabeza flexionada.£ Ausencia de anomalías fetales.
  • Madre sin patologías ni condicionantes obstétricos.
  • Madre multípara (que ya ha tenido otro u otros partos).
  • Ningún otro impedimento o contraindicación para el parto vaginal.

Criterios para realizar una cesárea

  • Peso del niño superior a 3.500 gramos (a mayor peso, más dificultad en la expulsión).
  • Diámetro biparietal (cabeza del bebé) mayor de 96 milímetros.
  • Cualquier presentación que no sea de nalgas puras.
  • Tamaño de la pelvis inadecuado comprobado radiológicamente.
  • Cabeza fetal deflexionada (confirmado por diagnóstico radiológico o ecográfico).• Anomalías fetales o cualquier contraindicación médica para el parto vaginal.
  • Enfermedad o patología materna, placentaria o fetal.

Por su postura les conoceréisa

  1. Nalgas incompletas. En el 25%-30% de los casos el bebé que está de nalgas dirige uno o ambos pies o las rodillas hacia la vagina (prolapso de pies o rodillas). Los pies actúan como una cuña,pero no favorecen una dilatación correcta.La mejor opción para este parto es una cesárea programada.
  2. Nalgas puras. El culete ocupa la parte estrecha superior de la pelvis. Los muslos están pegados al abdomen del niño, las piernas están totalmente extendidas y los pies cerca de la cara. Podría producirse una dilatación correcta. El 60% de los casos de colocación de nalgas se presentan así.
  3. Nalgas completas. Los muslos están flexionados sobre el abdomen y las piernas cruzadas sobre los muslos (como sentado al estilo indio), de forma que las nalgas y los pies ocupan la parte estrecha superior de la pelvis. Así vienen el 5% de los nacidos de nalgas. A veces puede intentarse el parto vaginal.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube