Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

El parto tras la rotura de la bolsa

Cuando rompes aguas lo más habitual es que el líquido sea incoloro. En este caso debes ir al hospital, pero sin agobios: seguramente tu hijo tardará en nacer, como mínimo, unas 12-24 horas.

Gemma Cardona y Joana Uribe. Asesora: Dra. Elena Carreras, jefa de sección de Medicina Materno-Fetal del Hospital Universitari de Vall d’Hebron, Barcelona.
Imprimir
romper aguas embarazo

Por lo general, una vez que rompas aguas, tienes tiempo de ultimar la maleta y esperar al papá. Dúchate y lávate el pelo, si quieres, el agua caliente te ayudará a relajarte, pero no te bañes ni se te ocurra ponerte un tampón. Una vez rota la membrana debes tener cuidado de que ningún líquido u objeto entre en tu vagina, ya que al faltarle la capa protectora el bebé podría coger una infección.

Puedes comer o beber algo ligero (ligero, ¿eh?, nada de grasas). Un poco de miel disuelta en leche o en infusión te irá bien, vas a hacer un gran esfuerzo y necesitarás este aporte de glucosa. Mientras esperas a que te recojan, intenta relajarte. Recuéstate sobre el lado izquierdo si ya tienes contracciones y te resultan dolorosas, camina para que el bebé se encaje... Antes de dejar tu casa, ponte una toalla, un pañal o varias compresas para no sentirte incómoda ante la salida del líquido.

Llegada al hospital para el parto.

Cuando llegues al hospital seguirás el proceso normal de parto. Si hay contracciones, éstas irán siendo cada vez más seguidas, prolongadas e intensas, hasta que por fin salga el bebé. Y si no las hay, en la mayoría de los hospitales provocan el parto administrando oxitocina antes de que pasen 24 horas desde la rotura de la bolsa, dado que existe un cierto peligro de infección. Sobre todo, no te agobies, tu hijo va a nacer.

¿Y si rompes aguas antes de la semana 34?

En un 2% de los casos la bolsa se rompe antes de las 34 semanas de gestación. Puede ser una fisura (un goteo), que podría volver a cerrarse, o una rotura, con salida de líquido abundante.

En cualquier caso, como el bebé es prematuro, los médicos intentarán prolongar el embarazo y tomarán medidas para protegerlo.

  • Como el bebé no está suficientemente maduro y ha perdido la cámara estéril que lo protegía, los médicos te darán un antibiótico para evitar infecciones y controlarán que no se produzcan.
  • Por otra parte, como los pulmones del bebé en esta semana no están todavía maduros del todo, es muy probable que te administren esterocorticoides (en inyección) para ayudar así a que maduren más rápidamente.
  • Puede que te prescriban el ingreso hospitalario.

Y lo más probable es que al alcanzar las 34-36 semanas de gestación te induzcan el parto.

Ver más articulos