Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

El instinto de un padre salva a su hija

Decidió llevar rápidamente al hospital a su bebé, de cuatro semanas, al notar que lloraba de modo diferente. 

Elisa García Faya
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
El instinto de un padre salva a su hija

Siempre se ha dicho que, en asuntos relacionados con los hijos, las madres desarrollan un sexto sentido. Pero también lo hacen los padres. Como prueba, el ejemplo de un hombre que salvó la vida a su bebé porque notó algo raro en su modo de llorar.

Todo comenzó cuando Stu Bonsall, un hombre de 45 años que vive en Lancashire, percibió un cambio en el llanto de su hija de 4 semanas. En lugar de esperar, decidió fiarse de su instinto y la llevó rápidamente a un hospital local donde le diagnosticaron sepsis, una respuesta inflamatoria del organismo ante una infección grave que, si se complica, puede ser letal. La niña fue trasladada inmediatamente al hospital de Manchester y estuvo tres días en coma. Hoy, ya recuperada, crece feliz. 

Ejemplo para otros padres

Stu asegura que jamás se arrepentirá de lo que hizo. “Sé que todos los bebés lloran, no soy estúpido, pero sabía que había algo diferente”, dijo el héroe a los periodistas del diario inglés The Independent. “Podría no haber hecho nada por miedo a que me dijeran que estaba sobreactuando, pero mis acciones salvaron la vida de Megan”, añade.

Hoy, su historia anima a otros papás a confiar en su instinto. Y, de hecho, ese es precisamente el mensaje que él y su mujer, Tracy, tratan de transmitir a la sociedad.

Publicidad

Ver más articulos