Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Leche de crecimiento, claro que sí

Después de la lactancia materna la dieta de los niños se diversifica y merece la pena optar por incluir en ella la leche de crecimiento hasta los 36 meses.

Crecerfeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
leche de crecimiento

La Organización Mundial de la Salud recomienda dar lactancia materna en exclusiva hasta los 6 meses y después combinarla con otros alimentos hasta los dos años. Aun así, actualmente sólo el 7% de las madres españolas sigue dando el pecho pasados los primeros 12 meses de vida de su bebé.

A partir de esta edad y hasta los 36 meses es buena idea ofrecer a los peques leche de crecimiento. Por cinco motivos básicos, según indica Puleva:

  1. Esta etapa es fundamental para el desarrollo de los niños, que tienen unas necesidades nutricionales específicas.
  2. Como señala un estudio reciente de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), los niños europeos tienen carencias en su dieta de: omega 3DHA, hierro, vitamina D y yodo.
  3. Las necesidades nutricionales de los niños de 1 a 3 años se podrían satisfacer con el consumo adecuado de alimentos como pescado azul (fuente de DHA y yodo), carnes rojas y legumbres (que aportan hierro) o huevo (fuente de vitamina D), entre otros.
  4. Un significativo número de preescolares recibe una dieta desequilibrada. Por eso, incluir en su alimentación las leches de crecimiento es de gran utilidad. Especialmente las enriquecidas con DHA y hierro permiten asegurar un menor riesgo de sobrecarga renal que la leche de vaca, una ingesta adecuada de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados con menos grasas saturadas y de olesterol, un aporte adecuado de DHA y de hierro.
  5. La leche es un alimento de consumo diario de fácil acceso, por lo que es una ayuda práctica para satisfacer las necesidades nutricionales de los niños pequeños.

Publicidad

Ver más articulos