Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Alergias y las intolerancias alimentarias en niños, así se tratan

Te contamos todo sobre este tema y cómo se actúa en los casos más graves.

David Ruiz. Asesora: Ángela Claver, pediatra y experta en alergias del hospital Dexeus de Barcelona
Imprimir
Alergias y las intolerancias alimentarias en niños, así se tratan

Los alimentos que con mayor frecuencia producen alguna reacción alérgica son el huevo, la leche, los frutos secos, algunas frutas (sobre todo rosáceas), el pescado, el marisco (gambas, sobre todo), ciertas legumbres (lentejas, garbanzos y guisantes) y, en menor medida, el trigo. En nuestro país, la leche y el huevo son los dos principales alimentos que inducen alergia en los niños de hasta 3 años, mientras que, a partir de esa edad, son las frutas frescas y los frutos secos, seguidos de los crustáceos.  “Entre las frutas, la más habitual es el melocotón, y entre los frutos secos, sobre todo la nuez y, en menor medida, las avellanas”, explica la pediatra del hospital Dexeus.

Además, el porcentaje de niños alérgicos al pescado y a las legumbres, es más elevado que en otros países vecinos. Y, sin embargo, es mucho más baja su incidencia en el cacahuete o la soja, que son muy comunes en los países anglosajones. “La alergia a la fresa es un topicazo. En los últimos diez años no he atendido a ningún niño por alergia a este fruto rojo”, explica la pediatra.

Los cereales producen poca alergia. “Por cada cien niños alérgicos a la leche, solo atiendo a dos a los cereales”, cuenta Ángela Claver. La celiaquía es, pues, un problema en mayor medida gastrointestinal, pero muy poco habitual como alergia. “Entre las alergias a pescados, conviene recordar que los azules son menos alergénicos que los blancos, entre los que son habituales la merluza y el lenguado”, concluye.

Respecto a la intolerancia, los más comunes son a la lactosa y al gluten. La lactosa es el azúcar de la leche y se calcula que puede afectar a cerca del 25 % de los españoles. El gluten es una glucoproteína presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena. Se calcula que una de cada cien personas sufre celiaquía en nuestro país.

¿Cómo hay tratar las alergias e intolerancias alimentarias?

Las alergias a la leche y el huevo, que suelen aparecer en los primeros años de vida, desaparecen de manera espontánea en muchos casos antes de que alcance los 5 años. Se calcula, de hecho, que cerca del 80 % de los alérgicos a la leche y el 50 % de los alérgicos al huevo, dejan de serlo a esa edad. “El único tratamiento aceptado es la dieta de exclusión, es decir, evitar el alimento que produce la alergia”, insiste Ángela. Si no ha desaparecido en este tiempo, la alergia es una enfermedad que permanecerá de por vida. “No se cura, aunque se pueden hacer tratamientos de inmunoterapia oral, también conocidos como de inducción de tolerancia. En España somos pioneros a nivel mundial en estas técnicas de desensibilización oral”, explica Ángela Claver. “No se trata de una cura, sino de un mecanismo para engañar al sistema inmune. Así evitamos los casos graves”, ilustra. “Es conveniente que los padres con niños alérgicos estén habituados a repasar las etiquetas de los alimentos, las posibles trazas y sus efectos adversos para evitar las ingestas accidentales
o enmascaradas”, alerta la doctora.
El tratamiento para la intolerancia es exactamente el mismo: consiste simplemente en hacer que tu hijo deje de tomar ese alimento.

Si el asunto se agrava...

La anafilaxia es la manifestación alérgica más grave que existe. Es una reacción alérgica generalizada, de instauración rápida, y que puede llegar a ser mortal en casos extremos. A diferencia de otras enfermedades alérgicas que afectan únicamente a un órgano, como ocurre por ejemplo en la rinitis, aquí la reacción alérgica es sistémica, es decir, que afecta a todo el organismo, y puede dar síntomas variados. Además, aparece normalmente en pocos minutos. Produce síntomas respiratorios como el ahogo o incluso la pérdida de conocimiento. Se estima que afecta a entre 3 y 30 personas de cada 100.000, pero lo inquietante es que ha aumentado un 50% en la última década. “Si se trata
de un niño con antecedentes de reacción grave o hay factores de riesgo (asmático, adolescente, que viva en medio de la montaña…) es importante que tenga siempre a mano un kit de adrenalina”, avisa la doctora Ángela Claver.

¿Has oído hablar de la alergia múltiple?

“En España tenemos un problema con el llamado Síndrome LTP, que no ocurre con tanta frecuencia en otros países. Este tipo de alergia múltiple tiene como responsables a unas proteínas (LTP) que se encuentran en muchas frutas de la familia de las rosáceas, como el melocotón, la nectarina, las cerezas, ciruelas, manzanas, peras, incluso en los frutos secos...”, señala la doctora Claver. Hace solo 15 años que se conoce esta alergia –la más común del reino de los vegetales en niños mayores de 3 años en nuestro país–, y aún no se sabe si es una alegia superable –como en muchos casos ocurre con la del huevo– o si los niños que la padecen van a sufrirla de por vida. Afecta, principalmente, a niños de los países mediterráneos, donde estas frutas son muy comunes.

ADEMÁS...¿El niño tiene alergia o intolerancia alimentaria?

Ver más articulos