Salud

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿Qué son esos granitos que tiene en la cara?

Desde hace unos días, a tu bebé le han salido unos granitos en las mejillas que no se le quitan. ¿A qué pueden deberse? ¿Debes hacer algo para que le desaparezcan?

Silvia Cándano

Granitos en bebés

No te pierdas

Durante los seis primeros meses de vida los niños tienen la piel extremadamente delicada. Tanto, que incluso su propio sudor puede irritarles las mejillas. Por ello, si tu hijo ha estado sudando mucho, puede que le hayan salido unos granitos rojos en la cara. Esta afección, conocida como sudamina, no tiene importancia y no debes confundirla con la dermatitis, que es una inflamación de la piel.

Para solucionarla, evita que sude. Lávale la cara a menudo con toallitas húmedas para el aseo infantil o pasándole una esponja natural (sin jabón) y deja que se le seque al aire o dándole toquecitos con una toalla de algodón. Por el contrario, no le eches polvos de talco. Además de resecarle mucho la piel le cerrarían los poros, impidiendo su transpiración y haciendo que el sudor se le quedara acumulado y, por tanto, incrementando la cantidad de granitos.

EL EXCESO DE BABA TAMBIÉN LE IRRITA LA PIEL

Otra posible causa de los granitos faciales de tu hijo puede ser el exceso de baba. Ahora que sus glándulas salivares están más activas para poder deglutir los nuevos alimentos que vas introduciendo en su dieta, y que el proceso de la dentición ha comenzado (la mayoría de los niños echan su primer diente entre los 5 y los 6 meses), tanto su saliva como su orina se vuelven más ácidas y, por tanto, más agresivas para su piel. Por eso debes acostumbrarte a ponerle el babero e ir cámbiándoselo por otro cada vez que lo empape, a lo largo del día. Así podrás limpiarle mucho más cómodamente.

Cambiar de dieta también puede causar granitos a los niños. Tenlo en cuenta y durante un par de días observa a tu hijo después de las tomas. Si al terminar de comer le aparecen granitos o ronchas (pueden salirle en la cara o en cualquier otra zona del cuerpo), llévale al pediatra, porque es muy posible que padezca una intolerancia o una alergia alimentaria.

OTRAS POSIBLES CAUSAS: LOS ACHUCHONES Y LA ROPA

Igualmente, los achuchones y los besos de su padre y otros hombres, cuando no están bien afeitados, puede enrojecerle o irritarle la piel. En estos casos, además de tener cuidado al mimar al pequeño, es bueno echarle un poco de crema hidratante infantil en las mejillas.

Y si crees que lo que le produce las escoceduras cutáneas a tu hijo es la ropa, elige siempre para él prendas de tejidos naturales y viste su cuna con sábanas de algodón. También es fundamental que para lavar toda su ropa utilices un jabón especial para prendas delicadas que se disuelva bien, para que no quede el menor resto de detergente en ellas.

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube