Haciendo amigos

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

¿Cómo eligen los niños a sus amigos preferidos?

Coks Feenstra, Psicóloga infantil

Niños hacer amigos

Leer Más

Al principio los niños eligen a sus amigos por familiaridad o cercanía (por ejemplo, los hijos de vuestros conocidos). Pero cuando van a la escuela infantil, lo habitual es que busquen un amiguito con un carácter afín al suyo. O también es posible que tu hijo busque a un niño totalmente distinto a él, porque le atrae lo opuesto.

Cuando empieza la fase del juego cooperativo, es importante que cada uno entienda las fantasías y ocurrencias del otro. Si no es así, el que ayer fue su mejor amigo, hoy deja de serlo y se presenta otro preferido. Por eso, entre los 2 y los 4 años las amistades cambian a menudo y suelen hacerse más estables a partir de los 5 años.

No obstante, entre algunos niños de muy corta edad se forma una amistad duradera. Suelen ser niños que se apoyan entre sí y que gracias a su mutua compañía se sienten más seguros al afrontar las situaciones en grupo. De ahí dan el paso hacia otras relaciones y su amistad, con el tiempo, deja de ser exclusiva.

Ayúdale según sea su carácter

  • Tímido. Necesita tiempo y distintas oportunidades: organiza planes para que juegue con algún niño en casa, estos encuentros en la intimidad del propio hogar pueden servir de trampolín para que inicie amistades. Tu apoyo en este proceso es muy importante.
  • Extrovertido. Si tu hijo tiene este carácter no necesita ayuda para entablar contactos, pero sí para superar decepciones que éstos pueden acarrearle. Y también le debes enseñar que no todas las personas son de fiar.
  • Líder. Debes enseñarle a tener en cuenta los deseos de los otros niños y a que no sea siempre él quien decide. Como tiende a ser “mandón”, explícale las situaciones desde el punto de vista de los demás o léele un libro sobre el tema. Esto aumenta su capacidad para la empatía.
  • Seguidor. Enséñale a hacerse oír y a confiar en su propio criterio. La vida en casa es un buen terreno para practicar, así que anímale a que se exprese. Los elogios aumentarán su autoestima. Si tiene amigos que no te gustan, averigua qué es lo que le atrae de ellos y busca distintos modos de suplantarlo (suele ser algo de lo que el niño carece).

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube