Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

En la piscina, mucho ojo con los niños

No bajes la guardia ni un momento, los accidentes en estos espacios son más comunes de lo que crees.

María Nieto.
Niños en piscina

Comienza la época de piscinas y con ella vuelven las recomendaciones de vigilar la seguridad de los niños en el agua. Para concienciarnos, un dato: los ahogamientos suponen la tercera causa de muerte infantil en el mundo, con una especial incidencia en menores de 5 años, según alerta un informe publicado recientemente por la OMS. 

Consejos para los niños

Por eso, un año más, Abrisud ha publicado la VII Campaña de Seguridad Infantil en la Piscina con el fin de concienciar y evitar accidentes en espacios acuáticos. Además ha lanzado la app educativa ¡Vamos a la pisci!, que recoge las principales recomendaciones a los niños para que se bañen con seguridad:

  • Lo primero y una de las cosas más importantes: nunca te bañes solo, siempre tiene que haber una persona mayor contigo.
  • Ponte el chaleco salvavidas en la piscina hasta que aprendas a nadar como los mayores. ¡Verás qué divertido!
  • El agua de la pisci está fría, dúchate antes para acostumbrarte y entra despacito, nunca de golpe.
  • Si sabes tirarte de cabeza, hazlo desde el borde de la piscina, muy cerquita del agua, y siempre en la parte más profunda para no golpearte la cabeza con el fondo.
  • Los bordillos y toboganes resbalan mucho, no corras cerca de ellos, podrías caerte.
  • No dejes los juguetes en la piscina. Recógelos antes de salir del agua. Otros niños podrían caerse al intentar cogerlos.
  • Si ves que un niño se ha hecho daño o puede pasarle algo, pide ayuda al socorrista o a una persona mayor.
  • Para proteger tu piel y no quemarte, lo mejor es no estar mucho tiempo al sol, y usar siempre crema solar y una gorra.
  • Las vallas y cubiertas de piscina están para que no te hagas daño. No las abras sin el permiso de tus papás.
  • Y por último, el consejo más divertido de todos: aprende a nadar perfectamente y disfrutarás de la piscina con seguridad.

¡Ojo! Los papás también tenemos deberes. La supervisión continua es la mejor medida de seguridad porque cualquier descuido puede suponer un riesgo para nuestros hijos. Una vez recordado esto... ¡solo queda disfrutar de la temporada de baño!

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad