Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

¿Qué significa "jugar" para los niños de hoy?

Un nuevo estudio arroja datos muy significativos sobre esta actividad tan esencial.

Elisa García Faya
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
¿Qué significa "jugar" para los niños de hoy?

Dedicáis atención a que vuestros hijos no pasen demasiado tiempo frente a los dispositivos 2.0. Pero ¿os habéis planteado si en su entorno se ha desvirtuado el juego como concepto? ¿Qué significa jugar para los niños de hoy, tan absorbidos por las nuevas tecnologías?  El estudio Imaginarium Juego Real y Dispositivos 2.0. ha reunido a mamás, papás e hijos para hacerles distintas preguntas relacionadas con este aspecto.

Tradición vs. tecnología

Más de un 80% de los niños encuestados de entre 0 y 7 años relaciona el término “jugar” con su significado tradicional (cocinitas, muñecas, juegos de construcción, manualidades…). Pero eso cambia con la edad: casi el 61% de los niños de entre 8 y 12 años no necesariamente asocia el concepto con lo tradicional. Para muchos, pasar tiempo frente a la tablet también es jugar.

A estos porcentajes se suman otros dos datos de la estadística referidos a peques y papás.

  • Niños: casi el 30% de los niños del estudio dice disfrutar más de los juegos que despiertan su creatividad. Solo el 13’5% dice que prefiere la tablet, el móvil o YouTube y cerca de un 9% se decanta por los juegos de mesa. 
  • Papás: un 70% de los padres que han participado en el estudio dice que sus hijos les piden compañía para los juegos tradicionales y casi un 65% cree que los niños pasan menos de dos horas a la semana frente a una pantalla. No solo eso: un 60% de los encuestados procura que sus hijos no inviertan en las tecnologías más tiempo del que deberían.

Nuestro papel es importante

En todo caso, los expertos lo tienen claro: es importante controlar el tiempo que los niños pasan frente a los dispositivos, para que no sea más del recomendado, y tratar de que no olviden los juegos y los juguetes tradicionales. Y, sobre todo, es esencial que nosotros, como padres, creemos un entorno y unas condiciones adecuadas para que nuestros hijos nunca dejen de jugar.

Publicidad

Ver más articulos