Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Las pantallas retrasan el aprendizaje del habla

Un estudio ha demostrado que los menores de dos años experimentan retrasos a la hora de aprender a hablar debido al uso de las pantallas de los dispositivos electrónicos.

Crecerfeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Las pantallas retrasan el aprendizaje del habla

Numerosos estudios han alertado de los problemas que conlleva el uso excesivo de las pantallas de los dispositivos electrónicos en los pequeños. La CNN se hacía eco de un último estudio que relaciona el uso de estas pantallas con un retraso en el aprendizaje del habla.

La investigación fue presentada, tal y como recoge la CNN, en el Pediatric Academic Societies Meeting. El informe concluía que aquellos pequeños de entre seis meses y dos años que usaban smartphones, tablets y juegos electrónicos experimentaban retrasos a la hora de aprender a hablar.

Para llevar a cabo el estudio se preguntó a padres de 900 niños de 18 meses sobre la cantidad de tiempo que sus hijos pasaban frente a las pantallas. Además tuvieron en cuenta una herramienta para evaluar el desarrollo del lenguaje de los niños a esta edad, analizando diversos aspectos como los sonidos o palabras que usaban para reclamar atención o ayuda, cómo unían palabras o cuántas palabras utilizaban.

Según este estudio, detallado en la CNN, el 20% de los niños pasaron una media de 28 minutos al día frente a estas pantallas. El estudio estima que por cada 30 minutos de aumento en el tiempo diario del uso de dispositivos, se aumenta en un 49% el riesgo de lo que los investigadores llaman el retraso expresivo del habla. Aunque cabe señalar que no se ha encontrado ninguna relación entre el uso de un dispositivo portátil y otras áreas de la comunicación como son los gestos, el lenguaje corporal o la interacción social.

Aun así los resultados deben ser mejor contrastados ya que, como aseguran los investigadores, es la primera vez que se asocia el uso de estos dispositivos con las dificultades de los pequeños a la hora de comunicarse.

Las pantallas pueden distraer a nuestros pequeños y no ayudan a reforzar nuestro vínculo con ellos. Cuanto más hablemos con ellos, juguemos con ellos y les mostremos afecto y cariño, mayores dotes de comunicación y mayor vocabulario desarrollarán.

Publicidad

Ver más articulos