Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Papá Noel, Reyes... ¿demasiados juguetes?

¿Qué es mejor, dar a los niños los regalos en Navidad, en Reyes o repartirlos entre las dos fiestas? En cualquier caso, ¿cómo evitamos que lo material se convierta en protagonista?

Miguel Ángel Conesa, psicólogo
Imprimir
Niños con regalos de Navidad

En Navidad, como los regalos los traen Papá Noel y los Reyes Magos, solemos reparar menos en gastos que en otras épocas del año, algo que puede dejarse notar en nuestro bolsillo y que puede hacer que nuestros niños se conviertan en unos pequeños consumistas, incapaces de valorar lo que tienen. Para erradicar estas posibles consecuencias negativas de los regalos de Navidad, podemos tomar dos medidas.

En qué fecha regalar los juguetes a los niños

La primera, escribir una carta a nuestro hijo de parte de Papá Noel o de los Reyes Magos, explicándole por qué no puede tenerlo todo y haciendo hincapié en que los regalos no son gratuitos, sino a cambio de que sea menos rebelde y más obediente.

La segunda medida consiste en ponernos de acuerdo con nuestros familiares para evitar que el niño reciba montones de regalos en Navidad y en Reyes.

Lo más razonable es celebrar "a lo grande" una de las fiestas y guardar al niño un detallito para la otra, que le demuestre que ni Papá Noel ni los Reyes Magos se olvidan de él.

En cuanto a la posibilidad de dar a los niños la mayoría de los regalos en una u otra fecha, es una cuestión que depende de las tradiciones de cada familia.

La ventaja de celebrar la fiesta de Papá Noel y concentrar en ella la mayoría de los regalos radica en que los niños disponen de más tiempo para disfrutar de los juguetes durante las vacaciones.

Sin embargo, dar los regalos en Reyes es una tradición más nuestra que hacerlo en Nochebuena y merece la pena conservarla si queremos que los niños vivan con ilusión la magia de estas fiestas, que son mucho más que puro consumismo. Además, los partidarios de mantener la fiesta de los Reyes Magos argumentan que para los niños es una buena lección aprender a esperar, reciben los juguetes con más entusiasmo y cuentan con un gran aliciente al acabar las vacaciones.

En cualquier caso, sea cual sea la fiesta que más celebréis en vuestra casa, consideradla como una ocasión ideal para demostrar a vuestro hijo cuánto le queréis y para recordar con él vuestra infancia. Así transformaréis el aspecto consumista de la Navidad en un sentimiento de cariño y tradición familiar.

El arte de escoger bien los regalos de Navidad

Aunque a todos los padres nos gusta complacer a nuestros hijos, a la hora de elegir sus regalos es importante que tengamos en cuenta varios aspectos, como que debemos conciliar sus preferencias con lo que a nosotros nos parece más conveniente para ellos y que un exceso de regalos abruma a los pequeños, les pone nerviosos y les impide disfrutarlos y sacar partido a cada uno.

También es importante recordar que el mejor juguete no es el más caro, ni el más sofisticado ni el que más se anuncia en televisión, sino el que más incita al niño a inventar nuevas formas de jugar y el que más le ayuda a practicar nuevas habilidades.

Antes de que nuestro hijo reciba los regalos, sería conveniente que le invitáramos a dar a otros niños os que se le han quedado pequeños.

Y una vez que reciba los de toda la familia, sería bueno que le guardáramos algunos para más adelante, con el fin de no abrumarle y de que los vaya disfrutando todos, pero poco a poco.

Keywords: juguetes, Papá Noel y Reyes Magos | Categoría: Aprendizaje
Ver más articulos