Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

¡Chuta, remata y gol!

¿Sabías que jugar al fútbol mejora su atención?

Un estudio demuestra que jugar al fútbol aumenta la velocidad de procesamiento de estímulos de los niños. 

Elisa García Faya
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
¿Sabías que jugar al fútbol mejora su atención?

¿Te gustaría que tu hijo pasase menos tiempo jugando al fútbol con sus amigos y dedicase más horas a los deberes o a la lectura? ¿Y si te contaran que la práctica habitual de este deporte puede mejorar los niveles de atención y velocidad de respuesta de tu pequeño? ¿Cambiarías entonces de opinión?

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores y profesores de la Facultad De Ciencias De La Actividad Física y El Deporte de la Universidad Católica De Valencia prueba que el fútbol, como otros deportes de ritmo externo, mejora la velocidad de procesamiento de estímulos en los niños. Son deportes de ritmo externo aquellos que dependen de uno mismo y del entorno cambiante en el que hagamos ejercicio. Son, por otro lado, deportes de ritmo interno aquellos en los que lo importante es por ejemplo nuestro estado de ánimo, la velocidad de respiración que llevamos, nuestras pulsaciones…

El trabajo se ha hecho en colaboración con el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada (IMCYC). La conclusión fundamental a la que se ha llegado es que el fútbol es beneficioso para los niños porque tiene la capacidad de aumentar sus niveles de atención al ser un deporte abierto con un entorno cambiante.

60 peques, niños y niñas, de 11 años, participaron en el estudio divididos en tres grupos. En el primer grupo se colocó a los jugadores de fútbol, en el segundo a los atletas de campo, que realizan actividades deportivas dentro de la pista de atletismo, y en el tercero se colocó a los pequeños que no realizaban ninguna actividad física con regularidad. Se les hizo a todos un examen de aptitud aeróbica y tuvieron que completar además una prueba de psicomotricidad para evaluar su capacidad de vigilancia y atención. 

¿Qué se demostró? Que todos los niños que practicaban deporte tenían una aptitud cardiovascular más alta. Así que, apunta el dato mamá: correr o jugar al fútbol son actividades geniales para la salud del corazón. Por otro lado, se encontraron diferencias significativas entre el grupo de atletas y el de los futbolistas. ¿Cuáles fueron estas? El estudio sugiere que practicar ejercicio en un ambiente deportivo con demandas tanto físicas como cognitivas puede proporcionar un contexto estimulante para mejorar la atención de los niños. Es una noticia estupenda, pues como los investigadores comentan en el estudio, esto puede ser una ayuda genial para los niños con autismo, déficit de atención e hiperactividad. ¿Y ahora que nos dices, mami? ¿Nos dejas jugar un ratito más? 

Publicidad

Ver más articulos