Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

¿Por qué discuten las familias en Navidad?

Por el mando de la tele, por no ayudar en los preparativos, por las trampas en los juegos... ¿Qué hay detrás de todo esto?

Eva Calvo
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Familia en Navidad

Las Navidades son, sin duda, una de las épocas más entrañables del año, especialmente para los niños. Y para los padres, porque la ilusión con la que viven sus hijos estas fechas, hacen que también sean mágicas para ellos. Sin embargo, no todo son villancicos, regalos, polvorones, turrón y luces de colores.

Según una encuesta llevada a cabo entre más de 2.000 adultos por Buffalo Link Station en el Reino Unido, también hay lugar para alguna que otra discusión en la familia… Eso sí, no demasiado seria a juzgar por los 20 motivos más comunes de pelea. ¿Te suenan?

La mayoría de las familias se pelean…

  • Porque todos quieren controlar el mando a distancia.
  • Porque mamá se estresa demasiado preparando la comida de Navidad.
  • Porque nadie ayuda a mamá.
  • Porque hay que decidir quién va a fregar los platos.
  • Porque alguien hace trampas en los juegos de mesa.
  • Porque hay que ponerse de acuerdo en la hora a la que se abren los regalos.
  • Porque los niños toman demasiado chocolate antes de comer.
  • Porque hay que elegir la película que se va a ver en familia el día de Navidad.
  • Porque nadie recoge después de abrir los regalos.
  • Porque los niños se sientan a la mesa con consolas y ordenadores.
  • Porque papá no quiere ver en la tele lo que a mamá le gusta.
  • Porque los niños se quejan de sus regalos.
  • Porque resurgen peleas del pasado.
  • Por la temperatura de la casa.
  • Porque papá ha brindado demasiadas veces antes de comer.
  • Porque los niños se pasan el día conectados al ordenador.
  • Porque todo el mundo quiere ver un vídeo diferente al mismo tiempo.
  • Porque la casa es demasiado pequeña para toda la familia.
  • Porque resulta caro invitar a toda la familia.
  • Porque mamá también se ha tomado unos cuantos brindis antes de comer.

Cómo evitar las discusiones

Es imposible no discutir nunca. Sin embargo, es importante analizar la situación antes de perder el control y hacer un mundo de algo que no lo es. En estos días tan entrañables, y también tan intensos, trata de poner en práctica lo siguiente:

  1. Si una situación te resulta incómoda, antes de echárselo en cara a tu pareja o a uno de los invitados a la celebración, piensa por qué te molesta. Intenta ponerte en el lugar del otro y pídele hablarlo a solas para tratar de encontrar una solución.
  2. Cuando después de una discusión habéis aclarado las cosas, no caigas en la tentación de volver a recordar el tema si volvéis a pelearos en el futuro.
  3. Aunque las Navidades son días para pasarlos en familia, el hecho de coincidir con los suegros, las nueras, los cuñados… suele ser causa de discusiones, sobre todo si son personas a las que no vemos a menudo. Plantéate estas celebraciones con tranquilidad, piensa que lo más probable es que paséis pocas horas juntos y trata de no sacar a relucir viejas rencillas o temas polémicos.
  4. Las reuniones familiares también suponen uno de los mayores motivos de roce en la pareja. Estableced de antemano lo que estáis dispuestos a poner de vuestra parte con ambas familias y no os dejéis dividir por ellas.
  5. El cansancio nos hace más irritables y menos permisivos. Tenlo en cuenta antes de enfadarte porque nadie ayuda y recurre al humor para conseguir que todos colaboren. Seguro que obtienes mejor resultado que si lo pides de mal humor.
  6. En estos días tan llenos de actividades sociales intenta buscar un poco de tiempo para estar a solas con tu pareja. Pide a alguien que se quede con los niños un par de horas mientras aprovecháis para ir al cine o a tomar algo. Si no puede ser, aseguraos de que cada uno de vosotros puede pasar una hora al día a solas para hacer lo que más le guste o le relaje.
  7. No olvides que tú también te puedes equivocar; nadie es perfecto y no pasa nada si tienes que pedir perdón.
Keywords: familia, Navidad y peleas familiares | Categoría: Psicología

Publicidad

Ver más articulos