Juegos infantiles para casa

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Juegos infantiles en casa

Las tardes de invierno no tienen por qué ser ni pesadas ni aburridas. Si el mal tiempo os obliga a estar en casa, es la ocasión para jugar y aprender en familia.

Ruth Pereiro Asesores: Grupo Psicólogos SM.

Juegos infantiles casa

No te pierdas

Variaciones de juegos tradicionales como las adivinanzas o el veo veo, juegos “de mesa” adaptados a los más pequeños, manualidades sencillas usando revistas y otros materiales que tengáis en casa...

Para estimular y entretener a los niños en las largas tardes de invierno, lo importante es que vuestros juegos sean imaginativos y variados.

Y deberás tener en cuenta los gustos, necesidades y habilidades de tu hijo en cada etapa de su evolución. Así, en el primer año de vida el niño descubre el mundo tocando, chupando, jugando con su cuerpo y con todo lo que le rodea. Durante el segundo año aún juega a su aire, pero acompañado, y es a partir de los 3 años cuando empieza a entender los juegos de reglas y a interactuar con sus compañeros, que muchas veces son los padres.

De cualquier modo, jugar en familia es importante desde el principio porque así se refuerzan los vínculos afectivos, al tiempo que los niños aprenden y se divierten.

Eso sí, estos juegos han de tener unas reglas sencillas, espontáneas y flexibles que favorezcan la complicidad entre padres e hijos.

También es conveniente que los padres consideren qué habilidades desean trabajar con el niño (la atención, la memoria, la psicomotricidad, la inteligencia emocional... ) y escojan juegos que las fomenten. No olvides que hay una serie de capacidades que solamente se desarrollan con la interacción humana, como la empatía, el lenguaje no verbal, las habilidades sociales...

Lo mejor de estos juegos caseros es comprobar cómo lo más sencillo triunfa sin necesidad de utilizar objetos sofisticados o caros. Acertarás con los de toda la vida adaptados a la edad del niño, como los chinos, encontrar algo con la señal de frío y caliente, el dominó, adivinar algo con gestos...

Puedes alternar juegos dinámicos con otros más tranquilos, como las manualidades (pintar camisetas, hacer un mural con recortes de revistas o pulseras con abalorios...).Y además, muchas tareas cotidianas pueden convertirse en una diversión, como preparar tortitas para la merienda, agrupar los calcetines del tendedero o hacer posturas fáciles de relajación.

La clave para que el juego en casa tenga éxito es que resulte tan gratificante para el niño como para el adulto.

Adivina quién soy

Utiliza cualquier objeto de casa (una cuchara de madera, una toalla, una botella de plástico... ) para imitar un oficio, un deporte o una acción y, sin hablar, intentar que los demás lo adivinen. Por ejemplo, con un palo de escoba podemos simular que montamos en piragua, pescamos o somos soldados.

Quien lo descubra será el siguiente actor. Al usar más objetos se os ocurrirán otros personajes.

¿Qué fomenta? Ayuda a desarrollar la atención, la imaginación y la expresión corporal.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube