Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Beneficios de la risa en el niño

El tener sentido del humor es tan positivo que deberíamos esforzarnos para que nuestros hijos lo adquirieran desde muy temprana edad. ¿Cómo? Toma buena nota.

Eva Calvo
mama niño risa

Una medicina para la mente y el cuerpo

Que vuestro hijo tenga sentido del humor y que lo tengáis vosotros es una enorme ventaja:

Os ayuda a educarle

Con humor se puede cambiar una pataleta por una situación menos frustrante y más positiva a nivel educacional.

Desarrolla su empatía

Porque para ser gracioso el pequeño primero tiene que ser observador, lo que le ayuda a entender las necesidades de otras personas. Esto le hará ser más popular y establecer lazos de amistad y evitará que otros niños se metan con él.

Aumenta su confianza

“Hacer reír a alguien es siempre gratificante, y los que se ríen con nosotros demuestran admiración por lo que hacemos”, explica el doctor Louis Franzini. Multitud de estudios relacionan el sentido del humor infantil con una mayor autoestima.

Fomenta su inteligencia

Por una parte, la elaboración y repetición de bromas mejora su memoria y vocabulario, pero además desarrolla una manera de pensar más lateral y creativa, ya que el niño necesita cuestionar todo lo que le rodea y valorar si será divertido o no.

Una inversión para su futura inteligencia emocional.

Favorece su resiliencia

Un niño con un sano sentido del humor aprende a sobreponerse a situaciones adversas más rápidamente (si alguien se mete con él, si le has castigado…), porque le será más fácil dar la importancia justa a las cosas. Se ha demostrado que los niños con sentido del humor aguantan mejor el estrés y las frustraciones.

Mejora su salud

A nivel físico, el buen humor y la risa son unas de las mejores medicinas para tu hijo: aumentan la oxigenación, disminuyen cuadros alérgicos, fortalecen el sistema inmunológico al incrementar la cantidad de inmunoglobulina y células T en el torrente sanguíneo, ayudan al sistema linfático a drenar toxinas, reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular en el futuro y relajan, algo importante en niños pequeños, porque todo lo que aprenden cada día los deja exhaustos.

Categoría: Psicología

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad