Diezminutos
Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Tiempos máximos de congelación de los alimentos

Si congelas los alimentos en tu casa, ¿sabes durante cuánto tiempo puedes conservarlos en buen estado?

Silvia Cándano
Imprimir
Tiempos máximos de congelación de los alimentos

Si cocinas para varios días o si compras alimentos para toda la semana te conviene conocer las pautas para congelar estos productos y el tiempo máximo que te aguantan en perfecto estado en el congelador.

La carne: 9 meses

Para congelarla. Quita la grasa (enrancia el alimento) y separa los filetes o las chuletas intercalando una lámina de film transparente entre cada pieza, para que no se peguen.

Para descongelarla. Si la vas a freír, descongélala a temperatura ambiente, dejándola sobre la encimera de la cocina. Y si la vas a cocer, échala a la olla directamente.

Verduras y hortalizas: 12 meses

Para congelarlas. Escáldalas (sin sal) y antes de envasarlas, escúrrelas muy bien para evitar la formación de escarcha en el interior del recipiente.

Para descongelarlas. Échalas directamente en el agua hirviendo.

Guisos: 3 meses

Para congelarlos. Espera a que se enfríen, quita con una cuchara la capa de grasa que se forma en la superficie y no los salees (la congelación potencia los sabores).

Para descongelarlos. Ponlos directamente al fuego o caliéntalos al baño maría.

Pasta: 3 meses

Para congelarla. Cuécela en agua sin sal y no la aliñes ni la adereces con nada. Espera a que se enfríe y guárdala en un recipiente que sea apto para la congelación.

Para descongelarla. Saca el recipiente del congelador y descongélalo poco a poco, a temperatura ambiente o poniéndolo al baño maría.

Marisco: 3 meses

Para congelarlo. Cuécelo o fríelo, pélalo, ponlo en una fuente y una vez que se haya enfriado, guárdalo en el congelador, en un recipiente específico para la congelación.

Para descongelarlo. Si lo vas a freír, descongélalo a temperatura ambiente.

Y si lo vas a cocer, échalo directamente a la olla en agua hirviendo con sal.

Pan: 3 meses

Para congelarlo. Mételo en el congelador en barras, en hogazas o en rebanadas, según tengas pensado consumirlo.

Para descongelarlo. Caliéntalo unos minutos en el horno tradicional a fuego muy lento.

Ver más articulos