Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

RH negativo

El RH negativo se encuentra en los glóbulos rojos e interesa en transfusiones sanguíneas, trasplantes y durante el embarazo. Hay que tenerlo en cuenta en estos tres casos para evitar graves problemas.

CrecerFeliz.es
RH negativo
  1. Exactamente ¿qué es el Rh negativo?
    Es un aglutinógeno, una sustancia de carácter proteico, que se encuentra en la superficie de los glóbulos rojos. La mayoría de las personas lo tienen: el 85% de la población mundial es Rh+; el 15% restante carece de él, son Rh- (entre la población vasca y la bereber se da el mayor índice de individuos Rh- del mundo).
  2. ¿Por qué se tiene en cuenta?
    Médicamente, sólo interesa en tres ocasiones: ante una transfusión sanguínea, si hay que hacer un trasplante de órganos y durante el embarazo. En los dos primeros casos, si no se tiene en cuenta el Rh, la persona receptora puede tener gravísimos problemas. En el caso de la gestación, es el niño el que puede verse afectado.
  3. ¿Qué pasa si la madre es Rh+?
    Absolutamente nada. En este supuesto da igual si el padre es Rh positivo o negativo: sea cual sea el Rh que herede el hijo, la sangre de la madre lo admitirá sin problemas.
  4. ¿Y si ella es Rh-?
    En este caso sí interesa conocer el Rh del otro progenitor. Si él es Rh-, el niño será negativo y no habrá incompatibilidad. Pero si el padre es Rh+, existen muchas probabilidades de que el niño sea positivo, ya que éste es un gen dominante. Si se trata del primer hijo (atención, los abortos cuentan) no habrá complicaciones para el recién nacido, pero sí puede haberlas en futuros embarazos. Por ello, tras el parto se tomarán medidas para evitarlas.
  5. ¿Qué es la sensibilización materna?
    Cuando una mujer Rh- entra en contacto con sangre Rh+, su cuerpo considera a los glóbulos rojos con factor Rh+ como cuerpos peligrosos y reacciona, como si se tratase de una bacteria, generando anticuerpos que permitan a su organismo defenderse en una futura ocasión. Se dice entonces que se ha sensibilizado.
  6. ¿Cómo se trata el Rh- durante el embarazo?
    Por precaución, las embarazadas Rh- reciben en la semana 28 una inyección de gammaglobulina, que anula la posible presencia de anticuerpos aunque no se sepa el Rh del niño. También se pone esta inyección tras un aborto, una hemorragia, un embarazo extrauterino, un cerclaje, una amniocentesis o tras cualquier técnica invasiva que pueda suponer un contacto de la sangre materna y la fetal.
  7. ¿Y si el niño está afectado?
    Si la madre se ha sensibilizado, los anticuerpos de su sangre atravesarán la placenta y atacarán a la del bebé, destruyendo sus glóbulos rojos y ocasionándole anemia hemolítica, que puede ser leve o muy grave. El organismo del niño reacciona agrandando el hígado y el bazo para generar más glóbulos rojos y para metabolizar la bilirrubina generada por la destrucción de sus hematíes. Pero los nuevos glóbulos rojos son inmaduros y no cumplen su función. El corazón aumenta de tamaño y se acumula líquido amniótico en su abdomen. Estos cambios se ven en la ecografía, lo que permite al médico actuar. Si el niño está afectado se hace una transfusión a través del cordón umbilical y se trata a la madre para que elimine los anticuerpos. Si la maduración pulmonar del niño lo permite, se adelanta el parto. Una vez nacido se utilizan las técnicas adecuadas que corrijan las complicaciones que presente el niño.
  8. ¿Qué pasa si me ponen la inyección sin necesidad?
    No sucede nada. De hecho, más de un tercio de las mujeres con Rh negativo que reciben la inyección en la semana 28 de gestación no la necesitarían, ya que posteriormente se descubre que el niño carece, como ella, de Rh.
  9. ¿Qué se hace tras el parto?
    Se analiza la sangre del cordón del recién nacido y si éste es Rh+, se administra a la madre (antes de las 72 horas posteriores al parto) una inyección de gammaglobulina, para eliminar los glóbulos rojos del niño que hayan pasado al torrente sanguíneo materno, antes de que la madre los reconozca como agentes extraños y genere anticuerpos (el objetivo es evitar que los anticuerpos maternos afecten a futuros embarazos con feto Rh+).
  10. ¿Hay novedades en la detección del Rh fetal?
    Existe una nueva técnica, no invasiva, empleada por el Grupo Internacional de la Sangre de Bristol. Permite conocer a partir de la semana 28 de gestación el Rh fetal, mediante un análisis de la sangre materna del que se obtiene ADN fetal. Después se averigua si en el ADN están presentes los genes que determinan el Rh. Con esta técnica se reducen las inyecciones que reciben como profilaxis las embarazadas Rh-.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook