Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

La prueba de Mantoux

No está indicado que se haga a la población de forma general. Únicamente deben someterse a ella los adultos o niños que hayan estado en contacto con enfermos de tuberculosis

CrecerFeliz.es
La prueba de Mantoux
  1. ¿Qué es?
    La prueba de Mantoux (también conocida como de la tuberculina) es un test intradérmico que se utiliza para detectar, tanto en niños como en adultos, si se ha entrado en contacto con el bacilo de la tuberculosis.
  2. ¿Y qué es la tuberculosis?
    Se trata de una enfermedad infecciosa causada por micobacterias (Mycobacterium tuberculosis) que afecta principalmente a los pulmones, pero también puede dañar otros órganos y llegar a resultar muy grave, sobre todo en niños con problemas crónicos. Los datos de diciembre del año pasado sitúan a España entre los países europeos con mayor incidencia de tuberculosis.
  3. ¿Quién debe hacerse la prueba?
    No está indicado que se haga a la población de forma general. Únicamente deben someterse a ella los adultos o niños que hayan estado en contacto con enfermos de tuberculosis, aquellos en los que existe la sospecha de que hayan podido contraer la infección y también los que viven en zonas con una alta tasa de tuberculosis.
  4. ¿Cómo se realiza?
    El especialista inyecta en la cara anterior del antebrazo una sustancia que contiene restos del antígeno del bacilo (que no produce infección) de la tuberculosis (proteína PPD). La inyección es prácticamente indolora. El médico debe valorar la zona del pinchazo entre 48 y 72 horas después de la prueba.
  5. ¿Se debe vigilar el pinchazo?
    Durante el tiempo de espera hay que dejar la zona del pinchazo al aire, sin poner tiritas, esparadrapos ni ningún producto sobre ella. Tampoco hay que frotarse ni rascarse, para no confundir el diagnóstico.
  6. ¿De qué modo se interpreta?
    Si el paciente ha entrado en contacto con el germen en cuestión, tendrá defensas contra ella, lo que se traduce en una reacción en la zona del pinchazo. Ésta es la que debe valorar el médico, midiendo el diámetro de la lesión. Si tiene 5 mm o más de induración, la prueba es positiva. Si hay vesículas o necrosis también se considera positiva. En caso de que el paciente haya sido vacunado contra la tuberculosis es necesario advertirlo al médico, ya que entonces la interpretación es distinta.
  7. ¿Qué supone un resultado positivo?
    Puede indicar dos cosas: una, que la persona tenga en ese momento tuberculosis; y otra, que haya estado en contacto con la bacteria que la causa, pero que su organismo haya sabido defenderse y haya evitado el desarrollo de la enfermedad. También hay que tener en cuenta que la prueba de Mantoux no ofrece un diagnóstico certero al 100%, sino que tiene un margen de error en torno al 10% que puede dar falsos negativos o falsos positivos.
  8. ¿Hay tratamiento?
    Sí. Cuando la prueba de Mantoux es positiva se realizan otras complementarias (como radiografías de tórax y exámenes físicos) para descartar la enfermedad. Si ésta existe, el especialista indicará el tratamiento, siempre personalizado, pero que en general será bastante largo (durará meses) e incluirá la toma de un cóctel de antibióticos específicos y aislamiento respiratorio las primeras semanas. Es esencial seguir el tratamiento tal como lo indique el médico y terminarlo para evitar recaídas.
  9. ¿La infección causa síntomas?
    La infección por tuberculosis no provoca en un principio síntomas, de ahí la importancia de detectar su existencia mediante la prueba de Mantoux. Sólo cuando la enfermedad se manifiesta (lo que ocurre en el 10% de los infectados, aproximadamente) surgen los síntomas, que principalmente son tos persistente, dolor en el tórax, debilidad y fiebre.
  10. ¿Afecta más a los niños?
    Sí, los niños son los más afectados por esta infección, que también ataca a ancianos y a personas con déficits nutricionales y enfermedades crónicas. En España, el 40% de los contagios se producen antes de los 4 años y el 80% antes de los 15. Con los tratamientos actuales, el pronóstico en general es muy bueno y en dos semanas el paciente ya no es contagioso y puede encontrarse bastante recuperado.
Keywords: mantoux, salud y tuberculosis | Categoría: Salud

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook