Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Traumatismo craneal

Estado físico y psíquico localizado en el cráneo a causa de un golpe. El traumatismo puede ir acompañado de lesión externa del cráneo o incluso del cerebro. Las consecuencias pueden ser graves y exigen que se le preste atención sea cual sea la zona afectada.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Tras una caída o un golpe en la cabeza, los síntomas posteriores son de la máxima importancia para determinar la gravedad de la lesión. Tras el traumatismo, el niño puede perder el conocimiento durante unos momentos y volver inmediatamente en sí. Si su comportamiento es normal, el accidente seguramente no es muy grave. Sin embargo, se le debe vigilar con cuidado y, ante la menor duda, llevarlo al médico. Por el contrario, si la pérdida de conocimiento se prolonga o surge en las horas o días que siguen al golpe, hay que llamar inmediatamente al médico o la ambulancia, o llevar al niño al servicio de urgencias del hospital más próximo.

Muchas veces, el niño que ha sufrido un traumatismo craneal tiene dolor de cabeza persistente y trastornos digestivos, como náuseas y vómitos, que reflejan una conmoción cerebral que requiere un examen neurológico.
En los bebés, tras un traumatismo, hay que controlar el perímetro craneal durante las semanas siguientes al accidente para controlar la posible formación de un hematoma subdural (derrame de sangre que se forma con lentitud) causado por una hemorragia venosa. Si es el caso, hay que llevar al niño a un centro especializado.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Traumatismo craneal | Categoría: Salud

Publicidad

R-T
Tos
Ver más articulos