Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Sol, exposición al

Hábito de exponer a una persona a los efectos de los rayos del Sol. En general, dicha exposición es beneficiosa tanto para el niño como para el adulto siempre y cuando no sea excesiva.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Un buen uso de la exposición al Sol permite que el cuerpo sintetice la vitamina D (esencial para el crecimiento) y estimule la cicatrización de heridas, entre muchas otras ventajas.

Un mal uso de la exposición al Sol puede provocar quemaduras o trastornos neurológicos (insolación), aumentar las pérdidas de agua y causar una deshidratación, especialmente en los bebés y niños más pequeños. También existe el peligro de desencadenar un golpe de calor en el caso de que el niño permanezca expuesto a una temperatura elevada en un lugar cerrado, como un coche o un apartamento, aunque sólo sea durante unos minutos.

Para que la exposición sea un hábito saludable hay que proteger la piel del niño del Sol y especialmente si tiene la tez clara (rubios o pelirrojos) o frágil. Existen cremas de protección solar cuyos índices se adaptan a cada caso. La aplicación debe renovarse cada dos horas y después de cada baño.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: exposición al y sol | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos