Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Parada respiratoria

Detención momentánea de la respiración que se produce, en el recién nacido y en el lactante, de forma natural y totalmente espontanea. En términos médicos se habla de apnea.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Las paradas respiratorias o apneas normales suelen durar menos de diez segundos y mientras se producen el bebé no cambia ni el color de la cara ni el ritmo cardíaco. De todos modos, si las apneas se repiten y se prolongan, la cara palidece o toma un color azulado (cianosis), hay que hablar con el médico.

Los síntomas, en los bebés de menos de 3 meses, pueden ser varios: desde una bronquiolitis, que requiere una vigilancia hospitalaria, un reflujo gastroesofágico (regurgitación del contenido ácido del estómago hacia el esófago) hasta los llantos violentos (apnea del llanto). En todos los casos, hay que consultar al médico, que aplicará, después de examinar al niño, el tratamiento adecuado.

En el caso de los bebés prematuros, las apneas suelen ser frecuentes a causa que el centro nervioso que controla la respiración del bebé aún no está del todo maduro. En el hospital, se le coloca en una incubadora para garantizar una mejor oxigenación.

Si la detención de la respiración se prolonga y se observa que es una auténtica parada respiratoria habrá que proceder a realizar un boca a boca de forma inmediata.

Véase: Malestar del lactante

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Parada respiratoria | Categoría: Salud

Publicidad

O-Q
Ver más articulos