Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Obstrucción intestinal

Obstrucción parcial o total del intestino delgado o grueso que hace imposible la evacuación de las heces.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Si el bebé se niega a tomar el biberón, no puede beber e incluso vomita todo lo que come puede que sufra una obstrucción del intestino delgado. En cambio, si presenta el abdomen hinchado, no hace sus necesidades y tampoco tiene gases, puede tratarse de una obstrucción del intestino grueso (colon). En todos los casos, es muy importante consultar al médico.

Las causas suelen ser distintas según la edad del niño, pero en todos los casos y después de la confirmación del diagnóstico por lo general mediante una ecografía, es urgente intervenir quirúrgicamente:

En el recién nacido, se suele deber a una malformación del tubo digestivo y se manifiesta a las pocas horas del parto. El intestino puede retorcerse sobre sí mismo produciendo el efecto de un nudo (vólvulo) que bloquea el tránsito intestinal.

En el bebé, se suele declarar repentinamente y la causa hay que buscarla en una invaginación intestinal aguda (repliegue de una parte del intestino delgado sobre sí mismo) o a una hernia estrangulada.

En el niño, se debe, en la mayoría de los casos, a una apendicitis.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Obstrucción intestinal | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos