Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Labio leporino

Malformación congénita caracterizada por la presencia de una hendidura en el labio superior y el paladar hendido. Se debe a un defecto de soldadura durante el desarrollo del embrión.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

En un tercio de los casos, las hendiduras son visibles desde el exterior y van desde una simple «muesca» en el labio superior hasta una hendidura que puede llegar hasta la nariz. En un 25 % de los niños, el velo del paladar y la campanilla están fisurados y la hendidura sólo se ve cuando abre la boca. En otros casos, la malformación es más compleja.

La presencia de labio leporino puede detectarse precozmente durante las ecografías rutinarias del embarazo o bien durante el examen pediátrico que se realiza al nacer.

Durante los primeros meses de vida no es aconsejable la operación y hay que tomar algunas medidas como comprar unas tetinas especiales que ayudan a tragar y alimentar al bebé precozmente con cucharilla, ya que retrasa la intervención quirúrgica. La operación se hace entre los 3 y 6 meses de vida y devuelve al niño un aspecto normal. Las fisuras del paladar se cierran por regla general antes del año. En este caso, la operación quirúrgica también ofrece buenos resultados.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Labio leporino | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos