Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Impétigo

Infección contagiosa de la piel que produce úlceras de poca gravedad y que está provocada por una bacteria, en la mayoría de los casos el estafilococo dorado o un estreptococo.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Los síntomas suelen aparecer en la piel de los alrededores de la boca, la nariz y el cuero cabelludo. Empieza con la formación de unos pequeños granos que estallan y dan lugar a unas pequeñas lesiones ulcerosas que, al cabo de un cierto tiempo, se cubren de unas costras de color miel que dejan unas cicatrices redondeadas y de color un poco más claro.

Cuando hay más de cuatro o cinco lesiones, el impétigo puede diseminarse por todo el cuerpo y el médico receta un tratamiento antibiótico por vía general, además del tratamiento local. Hay que lavar la piel del niño con un antiséptico espumante diluido para eliminar las costras reblandecidas por la pomada. En la mayoría de los casos, el impétigo no suele generar más complicaciones.

Para evitar el contagio, hay que evitar que el niño se rasque los granos o heridas aunque le produzcan picores, nunca hay que mezclar la toallas y las servilletas del enfermo con las de los demás miembros de la familia y lavarlas con agua hirviendo.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Impétigo | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos