Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Ictericia

Síntoma que consiste en una coloración amarillenta de la piel, las mucosas y la esclerótica (parte blanca del ojo) a causa de un mal funcionamiento del hígado (retención de la bilis). Es una anomalía muy típica de ciertas, como la hepatitis vírica.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

El grado de gravedad de la ictericia depende de los síntomas que presente el afectado. Es importante observar si las heces son normales o están descoloridas, si tiene fiebre, dolor de abdomen y picores. En caso de que estos síntomas estén presentes, hay que acudir al médico. Un análisis de sangre y de orina y una ecografía ofrecerán los datos que necesita el médico para instaurar un tratamiento en función de la enfermedad que padece.

Si la retención de bilis se prolonga, que es la causa más común de ictericia, puede tratarse de una carencia de vitaminas por lo que será necesario administrar vitaminas mediante inyecciones intramusculares.

Con mucha menor frecuencia, la ictericia es la expresión de una destrucción masiva de glóbulos rojos, o hemólisis, y va acompañada de los trastornos típicos de la anemia (palidez, cansancio, ritmos cardíaco y respiratorio acelerados). En estos casos, hay que llevar al niño al hospital.

Si en los días que siguen al parto, el recién nacido pueden adquirir una coloración amarillenta; es lo que se conoce como ictericia del recién nacido. La mayoría de las veces, se trata de una ictericia simple, transitoria y sin gravedad. Sin embargo, la ictericia del recién nacido también puede reflejar una incompatibilidad sanguínea entre el feto y la madre o ser un síntoma de un problema más general. El reconocimiento del niño y unos análisis de sangre permiten determinar las causas.

La ictericia simple o fisiológica se suele presentar aislada, sin fiebre ni trastornos digestivos y con heces de color normal. Se presenta frecuentemente en los niños prematuros y si el médico no observa ninguna otra anomalía, la ictericia desaparece enseguida, a lo sumo en unos días. Unas sesiones de fototerapia disminuyen su intensidad.
En estos casos, el color amarillento de la piel se debe al aumento del nivel sanguíneo de bilirrubina a causa de una disfunción temporal del hígado durante las horas que siguen al parto.

La ictericia por leche materna se produce porque la leche de la madre contiene alguna sustancia que disminuye la actividad de las enzimas del hígado encargadas de la transformación de la bilirrubina. Este tipo de ictericia suele mantenerse durante más de una semana y si un examen del bebé da resultados normales y al realizar la prueba de calentar la leche hasta 57 ºC durante diez minutos se consigue que disminuya la ictericia, no hay que preocuparse y puede continuarse con la lactancia. De lo contrario, habrá que buscar otras causas.

Keywords: ictericia | Categoría: Salud

Publicidad

G-I
Ver más articulos