Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Hemorragia nasal

Pérdida de sangre por la nariz a causa, generalmente, de una caída o un golpe aunque a veces puede producirse de forma espontanea.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

La hemorragia nasal o epistaxis, es un trastorno generalmente benigno, bastante frecuente en el niño pero que no por ello hay que dejar de consultar al médico para descartar otras causas.

En general, el niño puede presentar tres comportamientos más o menos habituales:
Hemorragias espontáneas. Se suelen presentar en aquellos niños que tienen los vasos sanguíneos de la mucosa nasal frágiles. Este tipo de hemorragias se pueden detener sin problemas sólo con aplicar una pinza con los dedos para comprimir el lado que sangra durante cuatro o cinco minutos. Si la hemorragia persiste, hay que consultar a un otorrinolaringólogo, que cauterizará los vasos de la nariz si diagnostica una debilidad particular.

Hemorragias repetidas. Si las hemorragias se repiten, hay que acudir al médico para que pida pruebas de coagulación de la sangre con el objetivo de detectar si el niño presenta un trastorno de la coagulación. En caso de que sea así, el especialista recetará el tratamiento adecuado.

Hemorragias en caso de golpe. En caso de que se haya producido un fuerte golpe en la nariz o se fracture, el niño puede sufrir una hemorragia abundante. Si el golpe no ha sido directamente en la nariz, y a pesar de ello el niño sangra por la nariz, hay que llevarlo de inmediato a urgencias, ya que la hemorragia puede ser un indicio de fractura de cráneo.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Hemorragia nasal | Categoría: Salud

Publicidad

G-I
Ver más articulos